Antonio Dechent y Jesús Castro sobre ‘Hombre muerto no sabe vivir’: un ‘thriller’ sin concesiones “diferente, intenso y duro”

/ 16 junio, 2021

La nueva producción en la que ha participado Orange, ‘Hombre muerto no sabe vivir’, quiere ocupar un lugar privilegiado en la historia del thriller nacional. Y lo pretende conseguir a través de una exposición ‘seca’ de la violencia, sin concesiones, y una definición milimétrica de los personajes.

‘Hombre muerto no sabe vivir’: el lado más violento de la Costa del Sol

Leer artículo relacionado

Nos sitúa en el año 2008. La crisis mundial azota España y se ceba con el sector de la construcción. Miles de personas asisten a la ruptura del estado del bienestar, mientras otros tantos no cesan en la persecución de un alto tren de vida, aunque sea a través de métodos no demasiado lícitos. 

En este contexto situamos a Tano, interpretado por Antonio Dechent. Ha trabajado toda su vida para Manuel, el típico empresario de éxito que observa cómo el mundo cambia entre generaciones. Los ideales son distintos, el motor que alimenta la lealtad entre semejantes se ciñe solo al dinero y el modelo de negocio sobre el que se ha asentado su vida se tambalea. Toca renovarse o morir.

Generaciones de personajes y actores

El reparto de ‘Hombre muerto no sabe vivir’ lo completan Paco Tous (‘Los hombres de Paco’), Rubén Ochandiano (‘Los abrazos rotos’) y Elena Martínez (‘Akemarropa’) entre otros. Con estos dos últimos hemos hablado también sobre la película, el cine y mucho más. 

Con Dechent y otro de los protagonistas de la película, el gaditano Jesús Castro (‘El niño’), hemos podido conocer un poco más de ‘Hombre muerto no sabe vivir’, que acaba de tener su preestreno nacional en la Sección Oficial a Concurso del Festival de Málaga 2021

Una obra “diferente, intensa y dura”

El primero, un veterano intérprete sevillano que cuenta en su haber más de 80 películas, define el rodaje de ‘Hombre muerto no sabe vivir’ como “un infierno”. Lo curioso es que lo dice con una sonrisa, y prosigue: “Lo mejor que tienen las cosas es que solo te acuerdas de lo bueno”. 

Castro, que define el título de Montes como una obra “diferente, intensa y dura”, afina un poco más en ese apartado ‘infernal’ que describe Dechent. “Se supone que en un momento de la película me han dado una paliza. Uno de los personajes, un actor imponente, me lleva encima y voy cubierto con una sábana y lleno de sangre, a través de una pasarela muy estrecha. Hacía tanto frío que no quería ni pensar en acabar en el agua”, cuenta. 

El universo de ‘Hombre muerto no sabe vivir’

Podríamos englobar a ‘Hombre muerto no sabe vivir’ dentro del subgénero mafioso, que cuenta con una gran tradición en la historia del cine. En esta ocasión, nos trasladamos desde los oscuros y angostos callejones de Nueva York (Estados Unidos) a las estampas luminosas y con olor a zona VIP de Marbella (Málaga). La Costa del Sol como paisaje inusitado para una propuesta que se sale un poco de la norma en nuestro cine, con un tratamiento explícito y violento de las imágenes.

En la entrevista, Dechent y Castro nos cuentan su relación con la violencia y el cine, dos posturas diametralmente enfrentadas. El primero, por un lado, odia las películas de terror y nos comenta una anécdota sobre un pase de ‘El sexto sentido’ que no pudo terminar de ver. Castro, sin embargo, lo tiene claro: “La violencia en el cine no es algo que me impacte o impresione. Incluso he visto alguna cosa en la vida real”.

Y de la vida seguimos hablando: les propusimos que nos dijeran, de haber acabado siendo delincuentes, qué sobrenombre habrían tenido. Dechent, dentro de su habitual discurso humilde y despojado de florituras, apuesta por lo normal: “No sería nada muy interesante, algo así como ‘el canijo’ o ‘el loco’”. 

Sin embargo, Castro afirma contundente que él sería conocido como ‘el frío’, un apodo que, sin duda, le viene como anillo al dedo por el color de sus ojos. “Es algo que me han dicho varias veces, y personas que no se conocían entre sí”, comenta.

Ezekiel Montes ha volcado en su ópera prima todas sus obsesiones. Dechent afirma que hace ya siete años el realizador malagueño rodaba historias con “pistolas, rusos, en Marbella, con la mafia, con gitanos, con árabes vendiendo ‘consumao’ [mercancía ilegal]”. El de ‘Hombre muerto no sabe vivir’ es también su mundo y ha logrado hacer algo por lo que llevaba luchando mucho tiempo.

En la entrevista con PopTV podemos conocer un poco más acerca de este nuevo thriller cuyo estreno está previsto el próximo 2 de julio. Una oportunidad única para apoyar a un cine español de género, diferente y que cuenta historias que se salen de la norma.

Imágenes | Orange

/
Subir