Manos a mi obra: así es el fenómeno de los programas de reformas en casa

programas de reformas
/ 10 septiembre, 2018

Hygge. Esa palabra danesa que se ha puesto tan de moda y que nos traslada a un universo de hogares cálidos, velas encendidas y decoración minimalista. Está claro que los españoles pasamos menos tiempo en nuestras casas que nuestros vecinos escandinavos (un estudio señala que nuestra media es de unas 15 horas al día). Aun así, también soñamos con casas diáfanas y decoración espectacular.

Por suerte, los amantes de la decoración lo tenemos cada vez más fácil. Instagram nos ha enseñado que nuestras casas también pueden ser de revista. Ikea que no hace falta ser millonario para decorar nuestro salón. Y, cuando llega el momento de pasar a la acción, tenemos los programas de reformas. Verdaderos tutoriales para convertir un viejo palé en un sofá o un trastero en un estudio. Cualquier cosa al alcance de nuestra imaginación (y nuestro presupuesto).

Para qué pedirlo… si puedes hacerlo

El DIY (do it yourself) es otro de los fenómenos que ha marcado tendencia en los últimos años. Lo cierto es que, con ganas y las instrucciones adecuadas, podemos crear nosotros mismos lo que antes comprábamos. Además de ahorrar dinero y recursos (o incluso reciclar los que ya tenemos), tenemos la satisfacción del trabajo bien hecho. 

COSMO estrena “Enganchada a las reformas” de la mano de Nicole Curtis

Leer artículo relacionado

Bricolaje, jardinería, costura, decoración. Las opciones son infinitas. Y, a diferencia de años atrás, cuando era necesario hacer algún curso (o ser un manitas por naturaleza) para lanzarse a hacer algo con un mínimo de sentido, hoy en día podemos encontrar todo en la televisión. En el canal Decasa, disponible en Orange TV, se emiten diferentes programas de reformas que te enseñan cómo renovar tu jardín, tu armario o tu cocina.

Desde luego, hay algo que engancha en ver cómo se transforma algo feo y en mal estado en algo nuevo y totalmente diferente. Sobre todo, cuando se trata de una casa o una habitación. Simplemente cambiando (o añadiendo) mobiliario y jugando con las luces y los colores un espacio puede transformarse radicalmente. Como si de magia se tratase. Estos programas parecen decirnos: si esto no te gusta, ¿por qué no cambiarlo?

‘La casa de mis sueños’

Los gemelos Jonathan y Drew Scott son los expertos en construcción y venta de viviendas del canal Decasa. En cada programa, reciben la llamada (más o menos desesperada) de alguien que quiere mudarse. No dudan en acudir en su ayuda para elegir un nuevo hogar que se adapte a su presupuesto. Pero no sin pasar antes por una reforma. Planifican la nueva distribución, echan abajo tabiques, cambian la decoración y nos dan un sinfín de consejos sobre técnicas y nuevas tendencias.

‘Customiza tu casa’

La experta en DIY Laura Martínez pone a prueba nuestra creatividad enseñándonos cómo crear elementos decorativos sencillos y económicos. Normalmente, partiendo de objetos que ya teníamos en casa. Unas cajas de madera se convierten en un bonito zapatero. Piezas de un juego de construcción en un cenicero. Un jersey viejo en una cama para tu mascota. Y un largo etcétera.

‘Decoración fácil’

Tela, papel y pintura. Es todo lo que necesita la decoradora Marisa Gallo para transformar un hogar. Un toque de color, texturas más actuales y una correcta combinación de los muebles pueden dar un aire totalmente diferente a una habitación. Toda una fuente de ideas para los que están deseando un cambio de aires sin enfrentarse a grandes reformas.

‘De sin a con’

Parte del poder hipnótico de estos programas de reformas es, no nos engañemos, descubrir cómo viven los demás. El cotilleo. Ver esa finca en el campo con una piscina espectacular. O una casa ecológica que solo consume energía renovable. De la mano de ‘De sin a con’, viajamos a diferentes destinos para conocer los mejores proyectos de importantes decoradores españoles.

‘Reciclarte’

El programa perfecto para los amantes del reciclaje y la economía circular. Si algo está viejo, no lo tires: reutilízalo. Y, si no sabes cómo, Chus Cano te enseña todas las técnicas necesarias. Reinventar una vieja mesilla, renovar un armario o fabricar tu propia estantería. Por si esto fuera poco, en su cuarta temporada visitará talleres de artesanos para conocer más de cerca su trabajo.

Tu toque personal

Sin duda, una de las ventajas que nos ha traído internet en general (y los canales temáticos de televisión en particular) es la variedad de contenidos. Da igual si te gusta decorar siguiendo el feng shui o eres más de rococó. Si has huido de la ciudad para construir una casita en el campo o si estás deseando hacer justo lo contrario. Foodies, manitas, decoradores, ahorradores, creativos, amantes del reciclaje, fans de la organización de Marie Kondo… Los programas de reformas tienen contenidos para todos los gustos.

También entra en juego la practicidad. Hemos visto decoradores que llegan y tiran una pared entera convirtiendo un piso mal dividido en un loft. O una habitación sin usar en un vestidor digno de las casas de ‘The Bling Ring’. Una fuente inagotable de ideas que te meten el gusanillo de redistribuir tu casa en un momento.

Antes teníamos que esperar a que llegara el momento de ver las maravillas de ‘Bricomanía’ o (los más pequeños) ‘Art Attack’. Pero ahora contamos con canales especializados para hacerlo. Para qué negarlo. Podemos pasar horas viendo cómo ese baño de abuela se convierte en un verdadero spa. O cómo, con una capa de pintura y un trabajo de tapizado, de una silla vieja sacamos un sofá. Descubrir técnicas y tendencias para utilizar (tarde o temprano) en algún proyecto personal.

Pero su verdadero interés está en que despiertan nuestra creatividad. Nos dan ideas para crear, mejorar o cambiar el espacio que nos rodea. Decorarlo a nuestro gusto y hacerlo un poco más hyggeligt. Un lugar en el que nos gusta estar.

Imágenes | iStock/demaerre

/
Subir