OT 2018, ¿qué hay de nuevo, viejo?

ot 2018
/ 19 octubre, 2018

Según la edad que tengas, ‘Operación Triunfo’ significará para ti una cosa u otra. Si tienes más de 25 años —millennial puro— tendrás recuerdos vívidos de la primera etapa de este concurso. Aquellos años nos abrieron la televisión (y la mente) a un nuevo formato de concurso y a un fenómeno fan desorbitado. Pero eso, como todo lo bueno, acabó.

Las audiencias empezaron a bajar y el interés a decaer, por lo que se esfumó de la parrilla un programa que nos había grabado a fuego para siempre en la cabeza ‘Dos hombres y un destino’ y otros temazos (cuestiones de calidad musical aparte, hoy, para nosotros, son temazos… aunque sea de karaoke).

Pero el 2017 (y tras un encuentro de los triunfitos de la primera edición celebrando los 15 años del estreno del talent show) nos trajo de vuelta ‘Operación Triunfo‘. Si ya viviste la primera época, te engancharías por nostalgia a OT 2017. Si era tu primera vez, te engancharías con más razón aún.

Todo lo que hemos aprendido de este Operación Triunfo 2017

Leer artículo relacionado

La revolución televisiva del año fue el retorno de OT (dos Premios Ondas recién concedidos al programa lo avalan). Y este 2018, el formato repite en el prime time de La 1 de Televisión Española. Cambiando, eso sí, de los lunes a los miércoles. ¿Qué hay de nuevo en esta nueva edición? Allá vamos.

Los concursantes

Los chicos y chicas de OT 2018 tenían el listón muy alto. Amaia, Aitana, Ana Guerra, Miriam (girl power), Cepeda, Alfred y el resto de los concursantes de 2017 han calado hondo en el público como lo hicieron en su día David Bisbal, Chenoa y Bustamante.

Los 16 concursantes de OT 2018 también aspiran a hacerlo, por supuesto. ¿Lo están consiguiendo? De momento, y en palabras de la propia directora de la Academia, Noemí Galera, en la gala 3 del concurso, les está faltando emoción.

En la gala 4 han comenzado a despertar, pero habrá que ver, con el paso de las semanas, si consiguen ponernos los pelos de punta (pantalla mediante) como hizo Amaia en su día con su interpretación de ‘Shake it out’. La actuación en esta última gala de Natalia y Alba se acercó mucho a eso que busca el show: emocionarnos.

Cada espectador, por supuesto, tendrá sus aspirantes preferidos. Y parece que en esta edición el protagonismo, al menos de momento, está más repartido que en la anterior. Miki, con sus frases inclusivas —en el último programa habló de “todas nosotras”— y María (que fue la favorita esta semana) van ganando puntos. Ya se sabe que, en ‘Operación Triunfo’, no solo la voz es lo que conquista.

El jurado y los profesores

A diferencia de lo que ocurre en otros formatos musicales como ‘Tu cara me suena’, en ‘Operación Triunfo’ el jurado y los profesores son personas distintas. El primer equipo estuvo compuesto en la primera entrega por Manuel Martos, dedicado a la industria discográfica,  Joe Pérez-Orive, promotor de conciertos, y Mónica Naranjo, cantante. En esta segunda edición es la tercera pata la que cambia: sale la cantante de ‘Sobreviviré’ y entra Ana Torroja, vocalista de ‘Mecano’.

La cantante de himnos generacionales como ‘Mujer contra mujer’ se vio entre la espada y la pared en la última gala, después de que la letra de su canción ‘Quédate en Madrid’ fuera objeto de análisis extremos en las redes sociales por incluir la palabra “mariconez”. Si no te has enterado de la polémica, es que no estás en Twitter.

Algunos de los profesores de la Academia también han cambiado. El reparto de la anterior edición estaba hecho para una auténtica operación de triunfo televisivo. Los Javis, en su año estrella con ‘La llamada’ —de la que ya te hablamos en Pop TV— y Paquita Salas, disponible en Netflix con Orange TV, fueron una apuesta ganadora. Este año los sustituye Itziar Castro, actriz de películas recientes como ‘Campeones’ o ‘Pieles’.

Tampoco repite el profesor de Cultura Musical. En la anterior entrega fue Guille Milkyway, el cantante de ‘La Casa Azul’. Ver sus clases en YouTube era un placer. En esta OT 2018 le toma el relevo Miqui Puig, que formó parte del grupo ‘Los Sencillos’ y ha colaborado en programas como ‘Factor X’. También está entregado a la causa de trasladar a los alumnos la cultura musical más amplia posible.

Con algún cambio en la alineación más, tanto el plan de estudios de OT 2017 como el de OT 2018 es muy apetecible. Incluso aunque no sepas cantar. ¿Quién no quiere ir a una academia en la que te enseñan yoga, nutrición, baile urbano, protocolo…?

El factor romántico

No podemos negarlo. OT 2017 nos enganchó también por su factor romántico, con la historia de Amaia y Alfred como máximo exponente. En OT 2018, de momento, no hay romances a la vista. ¿Se notará eso en las audiencias?

Llegamos aquí a otro punto interesante. La edición del pasado año del programa registró unos buenísimos datos de audiencia, superando el 15% de share en todos los programas y con más del 30% de la cuota de pantalla en la gala final. La edición actual está incluso superando esos números: en su gala inicial rebasó el 20% de share.

Pero, en una televisión de la era 3.0, no es solamente la cuota de pantalla lo que importa. ‘Operación Triunfo’ ha sabido reinventarse en un formato totalmente transmedia que implica a los espectadores por todos los canales posibles: la televisión clásica, YouTube, las redes sociales, las aplicaciones móviles…

Esta nueva vida de OT se vive a cada instante, al día, como si tú mismo estuvieras dentro de la Academia. Y eso, precisamente, es lo que quieren los espectadores hoy. Experiencias completas.

En su segundo curso, OT sigue conquistando, si bien no con la misma fuerza que en el año anterior. ¿Terminará esta historia con un retorno 4.0 del programa dentro de 15 años? El tiempo lo dirá.

Imágenes | RTVE

/
Subir