Descubriendo ‘The Blacklist’ con 4 temporadas a la carta

/ 7 septiembre, 2018

‘The Blacklist’ nació bajo una estrella. En principio parecería ser una de esas series que pasaría sin pena ni gloria por la parrilla. Pero un piloto muy atractivo, con una potente narrativa propia de los pesos pesados, arrastró unas audiencias de récord en un 2013 donde solo otra debutante, ‘Marvel’s Agents of S.H.I.E.L.D’, le pisaba los talones. Luz verde para 22 episodios en unas fechas donde las cancelaciones llegaban sin aviso ya era síntoma de buena salud.

Y así hasta hoy. Ya podemos disfrutar de las primeras cuatro temporadas, al completo —88 capítulos, nada menos—, en Orange TV. Además, su catálogo online no para de crecer, no dudamos que pronto llegue una quinta para redondear el atracón. Tranquilos, si no saben de qué hablamos, aquí traemos un mapa completo con las claves de esta ficción.

James Spader, la excusa perfecta para engancharse a ‘The Blacklist’ en Orange TV

Leer artículo relacionado

Narrativa fragmentada

Como todos los buenos seriales de espías, cada personaje siempre guarda un secreto. Dobles identidades, tramas que se desdoblan. Todo comienza con un tal Thomas Raymond Reddington entregándose a las manos del FBI con el fin de delatar a los compinches del pasado. Una especie de Hannibal Lecter no tan vírico pero igual de pagado de sí mismo.

El criminal más buscado del planeta pone una condición: sólo colaborará con Elisabeth King, nueva agente del FBI con quien parece tener alguna conexión que ella desconoce. En resumen, Reddington es alguien con mucho carisma, chulesco pero implacable, frente a una novata que no sabe muy bien cómo resolver este sanmartín.

Pero esto es solo un resumen de sumario que precede a un accidente. En su canon, ‘The Blacklist’ es un procedimental como ‘House’. Es decir, cada capítulo presenta a un villano y cada temporada desarrolla un arco largo con una verdadera némesis, criminal que los conecta. Dos ritmos que conviven de forma bastante liberada gracias a constantes giros engañosos y recuerdos de un pasado donde todo era diferente.

Caso a caso, la serie fue creciendo en dimensión y se abrieron nuevas cicatrices, mientras Reddington sacaba su vena más terrorista. Una huida hacia adelante que ha sabido sostenerse de arcos muchas veces invisibles o transparentes —una especie de ‘Person of Interest’ más noir—, tramas horizontales y el viejo truco de prometer sin terminar de conceder todo lo que el espectador quisiera.

Hasta que tuvieron que deshacerse de la primera losa, su modelo y estructura capitular para apostar por arcos largos que no exigieran de mil villanos por temporada —cambio que no llegó hasta la tercera temporada—. El juego de ratón y gato siguió, pero el casting se redujo considerablemente, apostando por las estrellas invitadas—como Mary Louise-Parker— para inocular algo de potencia extra.

Un elenco sencillo

Porque el casting, en esencia, apenas cuenta con un par de rostros conocidos. El resto son peones. Por un lado, el eterno James Spader, algo psicópata y excéntrico en tantas cintas clásicas —a saber, ‘Sexo, mentiras y cintas de vídeo’, ‘Crash’ o ‘Stargate’—, que alcanzó su cenit actoral con ‘Boston Legal’. Aquí interpreta a Raymond Reddington, Red para los amigos, por supuesto.

Y, por otro, una casi debutante Megan Boone. Aquí es Elizabeth Keen, moscovita criada en Nebraska, con un pasado clave. Psiquiatra y policía, lleva cuatro años en el FBI.

Al extraño tándem compuesto por Liz y Red se suman varias voces extra, en cualquier caso. De antecedentes irlandeses y alemanes, el canadiense Diego Klattenhoff ganó popularidad con seriales como ‘Smallville’, ‘Whisler’ o ‘Mercy’. Tras estas destacó en ‘Homeland’ y, después de su retiro de la producción, se incorporó a ‘The Blacklist’. Aquí es un agente especial de la Oficina Federal de Investigaciones, el agente que llevó todo el caso Raymond Reddington hasta que Elizabeth Keen entró al ruedo.

Conocido por ‘The CW’ o ‘90210’, Ryan Eggold asume aquí roles múltiples —aunque nos gustaría evitar el spoiler, lo reconocerán por Tom Keen, Jacob Phelps y Christopher Hargrave—. Como se explica durante los primeros compases, Hargrave tomó la identidad de Thomas Vincent Keen y se convirtió en profesor.

Sigamos. La actriz británica Parminder Nagra lleva trabajando desde principios de los 90. Su éxito vino por la serie ‘Urgencias’, asumiendo el rol de la doctora Neela Rasgotra, aunque también ha podido ser vista en ‘NCIS: Los Ángeles’ o en la notable ‘Alcatraz’. En ‘The Blacklist’ es Meera Malik, fichaje de segunda ronda, agente de la Agencia Central de Inteligencia, una sufrida policía que trabaja en la sombra de misiones complicadas.

Harry Lennix, a quien hemos podido ver en ‘24’, ‘Dollhouse’ o en ‘Man of Steel’ haciendo del General Swanwick, era un oficial de la Armada de los Estados Unidos antes de unirse al FBI. Harold Cooper es ahora subdirector de Contraterrorismo en el FBI y uno de los granos-en-el-culo de Red. O al revés, según se mire.

El norteamericano Amir Arison se labró una reputación con colaboraciones para ‘Gossip Girl’, ‘True Justice’, o más recientemente, en ‘El Mentalista’. Pero su verdadero éxito no ha llegado hasta ‘The Blacklist’, donde interpreta a Aram Mojtabai, contratado por Harold Cooper y una de los personajes clave de cara a la tercera temporada por su conjunto de habilidades diversas, gracias a su pasado en la NSA. Es uno de esos señores tras el ordenador —en contrapartida con la agente Navabi—.

La californiana Mozhan Marno tuvo su papel clave en ‘House of Cards’, donde logró una nominación para el Sindicato de Actores. Pero es en ‘The Blacklist’ donde luce con luz propia, asumiendo el rol de Samar Navabi, la agente iraní del Mossad.

El neoyorquino Hisham Tawfiq —conocido por papeles menores en ‘30 Rock’ o la serie de 2009 ‘Kings’—, es Dembe Zuma, guardaespaldas de Red gracias a una deuda pasada que pronto cambia de bando.

Cerrando la lista negra

Con una sexta temporada en ciernes, no sabemos exactamente cuándo acabará la travesía de Red y Liz. Tampoco importa. Porque sí sabemos que su cuidada escenografía, su tono algo rimbombante y su sentido puro del entretenimiento no van a desaparecer. La serie de Jon Bokenkamp —conocido por el script de ‘La llamada’, por ejemplo— sabe lo que hace.

Y no hay mejor momento para verla en Orange TV, con muchos arcos cerrados y nuevas incorporaciones en la quinta temporada como John Noble (‘Fringe’), Ken Leung (‘Perdidos’) para la sexta o un más que destacable spin-off protagonizado por Famke Janssen —también conocida por su papel de Jean Grey en la saga ‘X-Men’—.

Imágenes | Promocionales oficiales de ‘The Blacklist’

/ /
Subir