De ruta con ‘Juego de Tronos’: un viaje alucinante por sus localizaciones reales

/ 15 febrero, 2018

Si resulta que habéis pasado los últimos siete años en un universo paralelo y no conocéis el fenómeno de ‘Juego de Tronos’ quizá podáis encontraros con la serie con el artículo que os presentamos hoy. Desde Pop TV, Queremos hablar de los escenarios reales en los que se ha rodado la serie de Benioff y Weiss. Más concretamente, la séptima temporada. ¿Nos acompañáis por este estimulante viaje?

No diga España, diga Poniente

La ficción de HBO es doblemente especial para los españoles. En nuestro país, somos fanáticos de la historia creada por G.R.R. Martin, pero además, contamos con algunos de los enclaves en los que se han grabado escenas primordiales para la serie. Un hecho que ha potenciado un nuevo tipo de viajes: el del turismo de series.

San Juan de Gaztelugatxe

Ni efectos digitales ni leches, la compleja escalinata de Rocadragón no ha tenido que ser construida porque la mano del hombre ya había ideado los 241 peldaños que llevan hasta la ermita de San Juan de Gaztelugatxe, Patrimonio Cultural del País Vasco. Y aquí, en fin, una de las escenas señaladas de la séptima temporada. Ese inicio de tonteo entre La Madre de Dragones y el Rey en el Norte.

Zumaia

Sólo el País Vasco podía regalarnos esos paisajes tan cargados de misticismo y rotundidad, que sirven de metáfora para el duro camino que Daenerys tiene que recorrer. Por eso, cuando llega, el personaje interpretado por Emilia Clarke arriba a la playa Itzurun que, con sus acantilados verticales, consigue sobrecogernos.

El primer encuentro entre la Targaryen y Jon Snow tiene lugar aquí. Sí, lo reconocemos, nos podemos dejar de shippear a esta pareja.

Barrica

Antes del viajar al sur, nos detendremos también en la playa Muriola. Allí, Tyrion y Davos forman equipo (hacen buena pareja, la verdad) para viajar de extranjis a la capital de los Siete Reinos. Su encuentro con las Capas Doradas les pone en peligro.

Sevilla

‘Juego de Tronos’ tiene uno de sus puntos fuertes en esa atmósfera que nos seduce para ahogarnos en los latidos de las tramas. Y lo consigue con escenarios como el que conceden los antiguos astilleros sevillanos. Las atarazanas reales se convierten en las catacumbas de Desembarco del Rey y en el lugar de reencuentro entre Tyrion y Jaime, los hermanos Lannister.

Santiponce

Nos quedamos en la capital andaluza para recordar una de las escenas más potentes de la temporada. Como si de un gran evento se tratara, algunos de los personajes más relevantes de la serie se dan cita en Pozo Dragón, que no es sino Itálica, el conjunto arqueológico que se fundó en el 206 a.C.

Los que somos dados a dejarnos llevar por la emoción, tuvimos la oportunidad de dar rienda a suelta a nuestros anhelos más deseados: Jon Nieve, Daenerys entrando con su dragón y dándole en los morros a Cersei, Jaime, Tyrion, El Perro, Brienne… En fin, una escena para hiperventilar un poquito.

Almodóvar del Río

Desde que ‘Juego de Tronos’ descubrió España, no ha dejado por decantarse más y más por nuestro país. Girona, Peñíscola, Osuna o Campillo de Dueñas han sido escenario de sus cuitas. Y ahora se han sumado nuevos lugares como el castillo de Almódovar del Río en Córdoba. Este enclave sirve para albergar uno de los desafíos bélicos de la temporada. La batalla en Altojardín, hogar de los Tyrell.

Cáceres

La gran capital de los Siete Reinos ha tenido a varios municipios de nuestro país como escenario. En la séptima temporada, la icónica Plaza de Santa María de la ciudad extremeña se convirtió en Desembarco del Rey. El histriónico Euron Greyjoy se paseó por todo el casco histórico de la ciudad con sus capturas femeninas.

Pero además, la ciudad Patrimonio de la Humanidad ha sido el reflejo de otro de los espacios que más hype despertaba en los amantes de la serie y cuya trama, esto ya a modo totalmente personal, ha sido un poco decepcionante. Se trata de Antigua, el lugar que acoge la Ciudadela, al que acuden a formarse los futuros maestres de las diferentes casas nobiliarias.

Parque Natural de los Barruecos

Y más de Cáceres, ahora en su vertiente natural. La séptima temporada se caracterizó por poner sobre la mesa, por fin, algunos de los momentos que más hemos estado esperando durante toda la serie. Por ejemplo, a los dragones entrando en acción y demostrando todo su poderío en una batalla. Aunque los habíamos disfrutado rescatando a su Madre en las arenas de Meereen, por ejemplo, ha sido contra los Lannister, cuando los hemos visto dándolo todo (Aunque lo sentimos un poco por Jaime, que nos cae bien).

De hecho, este lugar es un buen ejemplo de lo que comentamos antes sobre el turismo de series. El pueblo que lo alberga, Malpartida de Cáceres, incrementó su turismo notablemente, hasta un 30% según cifras del ayuntamiento, en tan solo los cuatro meses que siguieron a la emisión de la temporada.

Trujillo

Si nos decidiéramos a visitar Cáceres, la ruta ‘Juego de Tronos’ está asegurada, desde luego. Porque no nos podemos marchar de la provincia sin pasarnos por el castillo de Trujillo. De nuevo Desembarco del Rey, de nuevo los dragones, en otro explosivo cóctel de ésos que colman nuestras retinas.

El capítulo siete de la que será la penúltima temporada de la producción nos mostró las almenas y murallas que se vistieron de rojo y lucieron leones en una temporada en la que los Lannister ven tambalear su complicado reinado a causa de esa Khaleesi que ha estado tan en el centro de la acción.

Imagen | HBO

Subir