Ser ‘poli’ no es fácil: los agentes de la ley más duros

/ 19 junio, 2018

Los agentes de la ley, en la ficción, son siempre tipos torturados, inflexibles y hoscos. Lobos solitarios, duros e infranqueables que comenten muchos errores —nadie es perfecto— pero siempre velan por la paz popular.

Sin embargo, esta especie de antihéroe no termina de dibujar una realidad atractiva, bien por los excesos misántropos o por esa impermeabilidad más típica de ‘Batman’.

'House of Cards' en Orange Series

Seas como seas, hay una serie para ti en Orange Series

Leer artículo relacionado

Si no sabes de qué hablamos, puedes aprovechar y ver unos cuantos capítulos de la clásica ‘The Shield, disponible entera en Orange Series. O recordar a los grandes, al viejo Frank Furillo de ‘Canción triste de Hill Street’. O mejor, echar un ojo a estos referentes que rescatamos para la ocasión.

Vic Mackey (‘The Shield’)

Detective del Departamento de Policía de Los Ángeles, la de Vic es una vida imposible. Protege la ley a toda costa, aunque haya que transgredirla. Su unidad antibandas es efectiva, su equipo es eficaz atrapando a traficantes y sacando información a sospechosos. Pero también es un tipo que está cómodo rompiendo demasiados huevos para hacer una tortilla.

Mackey es, en fin, un ejemplo clásico de dualismo: hombre de familia dedicado, también es un tirano en las relaciones de cama, un sinvergüenza sin escrúpulos cuando no logra lo que persigue. Pero no siempre el fin justifica los medios. De hecho, a lo largo de la serie se describe su descenso a los infiernos en más de una ocasión. Y tendrá que saber salir por sí mismo.

‘Timecop, policía en el tiempo’

Y si queremos ver un Jean Claude Van Damme en estado de gracia, la disfrutable cinta de Peter Hyams, disponible en Orange TV, es ideal para mostrar a esa especie de policía atractivo con la misión de impedir cambios que alteren el curso de la historia. ‘Timecop’ se convirtió a la postre en la cinta más taquillera de su carrera, una especie de precuela para clásicos como ‘Minority Report’ o ‘Looper’.

David Waters y Jim Stone (‘Policías corruptos’)

No todos los policías son dechados de nobleza incorrupta. Alex Brewer y Benjamin Brewer dirigieron hace un par de años una cinta extraña donde Nicolas Cage y Elijah Wood se mueven como peces en el agua. Crean una dinámica extraña de policías que ven en una caja fuerte la respuesta a todos sus anhelos. Un botín convertido en caja de Pandora.

Esta película, lista para ver desde ya mismo en Orange TV, muestra esos deseos de satisfacer el nihilismo perverso de dos ‘polis’ con métodos poco ortodoxos. Hoy día, su formato e interpretaciones desquiciadas se han convertido en carne de meme. Y a Cage siempre hay que reivindicarlo, eso por supuesto.

Richie Roberts (‘American Gangster’)

Un clásico moderno. La cinta de Ridley Scott ha marcado a toda una generación de nuevos directores. Como la ‘Heat’ de Michael Mann, aquí nos encontramos con un choque de titanes: un chófer de segunda que quiere construir su propio imperio de la mafia, interpretado por Denzel Washington, y un agente harto de patear calles que no piensa darle esa oportunidad, interpretado por un muy creíble Russell Crowe.

Ambos usan toda la artillería interpretativa, pero es el segundo quien se lleva el gato al agua. Y eso que Benicio del Toro iba a interpretar originalmente este papel. Richie Roberts es una especie de policía total, un sabueso anticorrupción, que se enfrenta como ya haría Popeye Doyle en ‘Contra el imperio de la droga’: dejándose la piel y los nudillos por el camino. Puedes verla en Orange TV.

Miguel y Mateo (‘Grupo 7’)

Aunque para hablar de ‘Grupo 7’ deberíamos hacerlo de, efectivamente, un comando compuesto por varias personas, dos de ellos destacan por encima del resto: Miguel (José Manuel Poga) y Mateo (Joaquín Núñez).

Dos arrogantes policías que no temen recurrir a la violencia para obtener la información, brutos como ellos solos, han vivido bajo la sombra de una dictadura franquista. La cinta —que está en Orange TV— se esmera en dibujar estas líneas y racionalizar esta violencia propia de otros tiempos.

Lewis Erskine (‘F.B.I.’)

Y nos dejamos de roles en la televisión moderna para viajar hasta un pasado mucho más absoluto. Al inefable Efrem Zimbalist Jr. le debemos muchos de los agentes modernos, muchos roles dramáticos que han pasado a la historia. Interpretó al detective privado Stuart Bailey durante 163 capítulos en ’77 Sunset Strip’ (1958-1964) y al inspector Lewis Erskine durante otros 240 capítulos en ‘The F.B.I.’ (1965-1974).

Este papel lo consagró porque, entre caso y caso, se desarrollaban historias basadas en hechos reales, reliquias arqueológicas que Zimbalist enfrentaba con su rostro de dandy atractivo pero, una vez más, implacable y especialmente duro cuando la ocasión lo requiere.

Charlie (‘El comisario’)

El 26 de abril de 1999 llegaba a la parrilla de Telecinco la que se convertiría en una de las series españolas más longevas de la televisión. ‘El comisario’ es un clásico y, aunque Gerardo Castilla (Tito Valverde) gobernaba la comisaría con temple y buen hacer, había por ahí un secundario un poco especial.

Hablamos de Charlie, el gamberro e irreverente Carlos Márquez interpretado por uno de los actores más sólidos de su generación: Juanjo Artero. Artero, en la ficción, era un hueso, un grano en el culo de Castilla, y ese policía al que hay que atar en corto porque te puede tirar por una ventana a cualquier detenido.

Y como el papel se convirtió en segunda piel, Artero nunca dejó de ser una especie de líder duro. No lo olvidemos como capitán en ‘El barco’ (2011) o como, una vez más de poli, en ‘Servir y proteger’.

Colombo (‘Colombo’)

Y me dirás, querido lector o lectora: pero la serie ‘Colombo’ tampoco era para tanto. En realidad sí. El personaje principal era una especie de Sherlock Holmes aburrido, un Peter Falk totalmente inmortal que dio nombre al detective más famoso de la televisión entre 1971 y 2003. Y sí, tenía bastante mala leche, además de un estilo propio de los borderlines y los sintecho.

Con su carraspeo habitual del tabaco, su brillantez para resolver casos imposibles y su ceño fruncido, el teniente, oscilando entre miniseries y TV movies, merece ocupar aquí un espacio privilegiado. Y es que si de polis enfadados queremos hablar, a Colombo no le arrancaban una sonrisa ni sarcástica.

Imágenes | IMDb (ficha de las respectivas series)

/ /
Subir