Ocho motivos para seguir enganchados a ‘House of Cards’

En la sexta temporada de 'House of Cards' ha habido un pulso entre mujeres
/ 25 febrero, 2019

Adiós a ‘House of Cards’, la serie que demostró que las tramas políticas pueden ser altamente corrosivas.

Después de seis temporadas, ‘House of Cards’ se ha despedido para siempre. Ganadora de dos Globos de Oro y seis Emmys, ha sido una ficción de referencia. Una producción valiente que muestra sin tapujos los intereses más oscuros de los dueños del mundo.

Los 5 ingredientes para la serie política perfecta

Leer artículo relacionado

Después de que el movimiento #MeToo salpicara directamente a Kevin Spacey, Netflix decidió prescindir de él. Tras cinco temporadas, ‘House of Cards’ se quedaba sin protagonista. Una crisis que le ha servido para reinventarse y brindarnos un broche de oro. ¿Cómo lo ha logrado? Estas son las razones que nos han enganchado a su última temporada. ¡Larga vida a ‘House of Cards’!

Mucho cuidado con los SPOILERS.

1. Claire Underwood

Claire, la nueva presidenta en 'House of Cards'

O Claire Hale, su nombre de soltera. ¿’House of Cards’ sin Frank Underwood? ¿Quién va a tomar las riendas? Pues esta poderosa mujer interpretada por Robin Wright. Claire es la nueva presidenta de los Estados Unidos y lucha contra todos los que quieren derrocarla.

Claire es despiadada, calculadora, manipuladora. Pero también una gran estratega, muy inteligente. Y se enfrenta, prácticamente en soledad, a infinidad de enemigos (en realidad, todos los demás personajes lo son).

Y a todos vence con esos golpes de efecto encarnados en cliffhanger. Hemos tenido giros sorpresivos, como cuando destituye a todo su gabinete para formar un gobierno constituido solo por mujeres. O como cuando muestra, orgullosa, su embarazo.

Cal y arena. Claire ha sabido mostrarse fuerte pero también jugar con una supuesta debilidad femenina. Su objetivo era que sus enemigos se relajaran y la creyeran vulnerable. Y, después, asestarles un mordisco letal que les arrancase la cabeza.

2. Doug Stamper

Doug, un gran protagonista de 'House of Cards'

Es el otro gran veterano de la serie. El personaje interpretado por Michael Kelly ha sido el fiel escudero de los Underwood y eso le ha pasado factura.

Si Claire representa la frialdad y el mirar siempre hacia adelante, Doug es un hombre arruinado emocionalmente. Después de la quinta temporada, cuando decide auto inculparse de crímenes que no había cometido, le vemos tocar fondo. No ayuda tampoco esa ristra de adicciones contra las que siempre ha luchado.

Es un ser opaco, que sabe que mostrar sus sentimientos no sirve para nada. Y, sin embargo, está tan bien construido que transmite humanidad, sigue teniendo valores y principios, aunque tenga que renunciar tantas veces a ellos.

Junto a Claire, juegan la partida más importante de la temporada. El testamento de Frank y a quien dejó todo, es la clave. En sus últimos momentos, ¿a quién se sentía más unido ese hombre? Doug hace una confesión en la última secuencia de la serie de la que aún no nos hemos recuperado.

3. Los Shepherd

‘House of Cards’ no pierde fuelle por la salida de Spacey y ha fichado a grandes actores para su última temporada. Diane Lane y Greg Kinnear son Annette y Bill Shepherd, los antagonistas de Claire. (Íbamos a decir los malos de la historia, pero ¿acaso podemos decir que la presidenta sea “buena”?)

Los Shepherd representan el poder empresarial que quiere manejar los hilos de la política. Dirigen el conglomerado Shepherd Unlimeted, y la temporada se puede definir como un pulso eterno entre Claire y ellos.  Annette es amiga de la infancia de Claire, aunque eso solo quiera decir que, entre ellas, hay muchas cuentas pendientes.

Los Shepherd tienen sus propios problemas. Como el accidente en la refinería de Arkas, en el que muestran la despreocupación total por la salud de sus trabajadores. O la investigación de una app que utilizan para recoger los datos personales de sus trabajadores y usarlos con intereses políticos.

4. El simbolismo

El fantasma de Frank, siempre en 'House of Cards'

Una buena serie se desgrana en capas y matices para contarnos mucho más de lo que vemos en primera instancia. Ese lenguaje sutil es el más poderoso, pues se graba a fuego.

‘House of Cards’ está cargado de simbolismo. Ya en el primer capítulo tenemos a un pájaro encerrado en el despacho oval, un ser que creemos “sobrenatural” y que aterroriza por su constante ruido. Claire rompe la pared y lo libera, dejando marchar así el espíritu de Frank, atrapado en la madeja política.

Otros momentos muy alegóricos son los protagonizados por los Shepherd. Están seguros de que pueden dominar a Claire y lo demuestran cuando, por ejemplo, Bill apoya su mano sobre la de la presidenta al firmar la ley que tanto han impulsado. Es un gesto que indica quien lleva las riendas.

La idea se refuerza con Bill ocupando la habitación de hotel que Frank siempre elegía. Es una forma de ponerse en su lugar, de asumir su posición de poder. Y otro de los momentos más señalados se da en esa partida de póker en la que deciden cómo van a acabar políticamente con Claire.

Dos de los símbolos más importantes han sido, por un lado, el flashback que nos mostraba la infancia de Claire, una mujer rodeada de hombres que nunca ha sentido temor ante ellos, sino que siempre ha sabido cómo manejarlos.

Y, por otro, el abrecartas. Un objeto personal que Frank entregó a Doug y que tendrá gran relevancia en el final de la serie. Un abrecartas es un arma y entregarlo puede significar ceder la voluntad de cometer una acción violenta.

5. El poder de la prensa

Tom, víctima en 'House of Cards'

‘House of Cards’ nos enseña todos los puntos de vista. Y en las decisiones políticas de una nación siempre tiene mucho peso el cuarto poder: el periodismo.

Tenemos desde esa Melody Cruz que actúa por dictado de los Shepherd (hasta que deja de interesarle, claro) hasta los periodistas más puros que creen que su labor es llegar al fondo de intereses políticos y empresariales para alzar la voz y sacudir a la sociedad.

Tom Hammerschmidt y Janine Skorsky han sido los encargados de desenmascarar a los criminales de guante blanco. ¿Qué sacrificios individuales ha de hacer un hombre honesto para poner en jaque a los más poderosos? Todos. Incluso el de su propia vida.

6. La cuarta pared

Una de las señas de identidad de ‘House of Cards’ es cómo los protagonistas rompen una norma básica de la ficción y hablan directamente a cámara, interpelando a los espectadores. Nos hacen cómplices de sus fechorías, en otra alegoría de cómo muchas veces la sociedad prefiere cerrar los ojos a las acciones más viles.

Para Claire, además, hablar con nosotros ha sido la manera de confesarse, de contar sus planes y sus sentimientos. Es una mujer completamente sola, que busca aliados solo para traicionarlos cuando han cumplido su misión. Puesto que no puede sincerarse con nadie, esta inteligente herramienta ha servido a los guionistas para que pudiéramos entenderla mejor.

7. La puesta en escena

Escenarios tan bellos como fríos en 'House of Cards'

Al hilo del simbolismo, hemos de destacar los decorados de la serie. Grandes espacios impolutos, bellos, en tonos neutro. Tan majestuosos como fríos.

Escenarios lujosos y llenos de sobriedad, que nos hablan de la rigidez de una vida en la que no hay tiempo para familiaridades ni accesorios frívolos.

8. La serie que lo cambió todo

¿Qué ha significado ‘House of Cards’ para la ficción?

Cuando se estrenó en 2013, muchos no sabíamos qué era Netflix. Un videoclub para alquilar pelis online, vale. ¿Y? Con ‘House of Cards’ demostró cómo iba a ser el nuevo modelo de negocio que, seis años después, estamos viviendo en todo su esplendor.

Fue la primera serie original de Netflix. El video on demand demostraba que quería ser relevante para el consumidor, implicándose a fondo en ofrecerle entretenimiento de calidad. ‘House of Cards’ hizo que miráramos a la empresa con ojos nuevos, que nos interesáramos por su filosofía como marca y nos sintiéramos fidelizados a ella.

Después han venido ‘Narcos’, ‘Stranger Things’… Ha venido ‘Roma’, la primera cinta de Netflix nominada a la categoría de ‘Mejor Película’ de los Oscar. Pero nunca olvidaremos a ‘House of Cards’, la pionera que abrió un difícil camino para todas las demás.

Nos ha dicho adiós. Pero, en nuestro recuerdo, quedarán para siempre sus tramas, personajes y diálogos. Esta serie nos ha regalado algunos de los mejores parlamentos de la televisión actual. Emblemáticas, ácidas y certeras como puñales, ¿recordáis con nosotros algunas de las mejores frases?

Imágenes | IMDB

/ /
Subir