Los personajes que han llevado ‘La casa de papel’ a la cima del éxito internacional

personajes de la casa de papel
/ 23 abril, 2018

‘La casa de papel’ se ha convertido en la serie de habla no inglesa más vista en la historia de Netflix. Ahí es nada. Y en semejante hazaña ha tenido mucho que ver, como bien apuntan las críticas de esta ficción, su sofocante ritmo de thriller, que hace que necesitemos saber qué pasa a continuación y veamos un capítulo tras otro.

También han contribuido sobremanera su historia, cargada de inconformismo y de crítica social, y su parte técnica, una brillante fotografía y una dirección sublime. Pero hay otro factor ineludible cuando se trata de analizar por qué esta serie, literalmente, lo ha petado: los personajes y los actores que les dan vida.

Creados con tino, todos los seres que se embarcan en ese alocado plan para imprimir nada menos que 2.400 millones de euros en la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre logran que los espectadores empaticemos con ellos. Que entendamos  por qué están imprimiendo billetes como si no hubiera un mañana –en la mayoría de casos es muy probable que no lo haya-. Hasta nos dan ganas de enrolarnos en ese barco de delincuencia que, aunque sabemos que antes o después se hundirá, ansiamos que siga a flote.

Si aún no te has enganchado a esta serie, cuya tercera temporada, que se emitirá en 2019, acaba de ser confirmada por Netflix, aquí tienes un buen puñado de razones para hacerlo. ¡Dentro listado de personajes!

El equipo del mono rojo y las máscaras de Dalí

Tokio, Nairobi, Moscú, Denver, Río, Berlín, Oslo y Helsinki. Ellos son los atracadores de ‘La casa de papel’. Sin embargo, no podemos hablar de ellos como ‘los malos’ en términos absolutos. La historia se cuenta desde su punto de vista y son una suerte de robin hoods altaneros y deslenguados que juegan todo o nada a esta carta.

¿Qué comparten? Un pasado oscuro y delictivo y un uniforme compuesto de un mono rojo y una máscara que fusiona el rostro de Salvador Dalí y las caretas del movimiento Anonymous. Poco más tienen en común los personajes de ‘La casa de papel’.

Tokio, a la que interpreta Úrsula Corberó, una de las actrices que más triunfa internacionalmente, como ya hemos contado en Pop TV, es uno de los personajes con más punch de la serie. No obstante, la trama se narra desde su punto de vista, con su voz en off relatando lo que sucede. Parece una chica normal, dura y sin miedo, pero es una atracadora con sobrada experiencia y ducha en escapar que perdió a su novio en su última faena: el asalto a un furgón blindado que terminó en un tiroteo.

Nairobi –le da vida Alba Flores- no se anda con tonterías e impone como la que más al agarrar la pistola y soltar su “empieza el matriarcado”. Antes de enrolarse en el equipo de asaltantes de ‘La casa de papel’, se dedicó a la falsificación en el más amplio sentido. Es, como quien dice, la que gestiona el control de calidad del producto.

Paco Tous es Moscú. El actor, al que hemos visto en afables papeles de la ficción española, encarna ahora a un minero reconvertido en ladrón de joyerías. A través de las conversaciones con su hijo, que también está metido en este curioso proyecto, descubrimos a un hombre de buen fondo y de lo más… campechano.

Denver es el seudónimo del hijo de Moscú, al que da vida Jaime Lorente. ‘Poligonero’ en el que no caló el mensaje de “Di no a las drogas”, tiene muy mal genio y demasiados pájaros en la cabeza. Y quiere con locura a su padre.

Río es el primer trabajo en una serie de Miguel Herrán –ese chico que nos robó el corazón en ‘A cambio de nada’-. Y parece que clava a los chavales malotes que están comenzando a madurar, pues borda este personaje. Da vida a un muy joven hacker que pasó su infancia programando y que es capaz de burlar la seguridad tecnológica de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre.

El malo malísimo de esta producción es Berlín, interpretado por Pedro Alonso. No es un delincuente de poca monta, sino uno que ha hecho grandes desfalcos internacionales. Está al mando del equipo del atraco y no le tiembla el pulso al rozar el gatillo.

Pese al terror supino que inspira (o quizás precisamente por eso), es uno de los personajes de ‘La casa de papel’ que más gusta a los espectadores. Las redes sociales son la mejor prueba de ello, pues se han disparado sus seguidores desde que Netflix incluyó esta serie en su catálogo. Y no es el único.

Helsinki y Oslo (Danko Peric y Roberto García) hablan poco e intimidan mucho. Son serbios, violentos y están en esta película por si la cosa se complica y hay que usar la fuerza bruta.

Antes de cerrar el capítulo de los enmascarados (y aunque él no se ponga la careta ni un instante), tenemos que hablar del Profesor, interpretado por Álvaro Morte. El ideólogo de todo esto. Un fantasma social que no renueva el DNI desde los 19 años y ya (casi) peina canas. Un hombre introvertido y sin antecedentes, pero especialmente inteligente, sagaz y astuto. Sin embargo, no lo suficiente para prever todo lo que iba a suceder.

Los ¿buenos? de la película

En el bando de aquellos a los que pilló de sopetón el asalto al lugar donde se fabrican los billetes hay muchos personajes. Encontramos a los 67 rehenes y al equipo de las fuerzas de seguridad que negocia para acabar con esta operación.

Destaca especialmente Raquel Murillo, la inspectora de policía encargada de comandar la negociación. Le da vida la actriz Itziar Ituño y el devenir de su personaje dará muchas sorpresas a los seguidores de ‘La casa de papel’. Hasta aquí podemos leer.

Arturo Román (Enrique Arce) es el director de la institución en la que tiene lugar el atraco. Es uno de esos personajes que cae mal (fatal) a los espectadores. ¿Por qué? Por demostrar su egoísmo en casi cada capítulo. Y Mónica Gaztambide (Esther Acebo), su secretaria y amante, se dará cuenta. Tanto que –aquí va un spoiler– terminará pasándose al bando de los atracadores como Estocolmo.

Y cerramos este listado de personajes de ‘La casa de papel’ con Allison Parker, la hija del embajador británico en España. Se encontraba de excursión con el colegio en la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre el día del atraco y es una pieza clave en la negociación. Como chica lista que es, no tardará en darse cuenta.

Imagen | Netflix

/ /
Subir