Clint Eastwood, un repaso por sus mejores trabajos, que ya puedes ver Orange TV

/ 2 marzo, 2018

Cuando se apagan las luces y comienza una película de Clint Eastwood uno ya sabe que se va a enfrentar a una historia dramática, dura. Es como si el director hubiera atesorado ingentes dosis de realidad sucia a lo largo de sus más de 60 años de carrera como actor, y ahora los fuera destilando poco a poco en las películas que hace realidad tras la cámara. El último ejemplo lo tenemos en ‘15:17 Tren a París’, una cinta recién estrenada que se basada en hechos reales y marida momentos bélicos con dramas personales, un menú al que Eastwood nos tiene acostumbrados, como puedes comprobar a través de seis de sus mejores películas, que tienes disponibles en el videoclub de Orange TV.

Un director que vino del lejano oeste

¿Por dónde empezar? Recurriremos al orden cronológico y temático para rescatar ‘Sin perdón’ (1992), un western con todo el sabor a los clásicos del género que no sólo cuenta con Eastwood tras las cámaras, también ejerce el papel protagonista junto con un par de actores que tal vez te suenen, un tal Morgan Freeman – al que ya declaramos nuestro amor en este artículo– y Gene Hackman, que realizó una interpretación impecable. De ahí que tanto Hackman como el propio Eastwood se llevaran un puñado de galardones – Oscar y Globo de Oro- por su actuación delante y detrás de las cámaras.

A lo largo de su carrera como director, en la que ha participado en más de treinta películas, Eastwood ha demostrado que su talento va mucho más allá de las películas de vaqueros o de los personajes rollo ‘tipo duro’. Ahí está su genial ‘Mystic river’ (2003), una película exigente y dura que nos cuenta un asesinato, un trauma infantil y la compleja relación de tres amigos que crecieron juntos en las calles de un barrio obrero. Esos amigos son Kevin Bacon, Sean Penn y Tim Robbins, que exprimen a sus personajes de tal manera que la crítica los reconoció con un Globo de Oro y un Oscar cada uno por sus actuaciones. Dicho queda.

La realidad, según Eastwood

Una de las constantes en la filmografía de Clint Eastwood es que el director no tiene reparos en beber de la realidad para crear películas que nos remuevan por dentro. Ahí está ‘Invictus’ (2009), cinta basada en el libro de John Carlin ‘El factor humano’ y que nos trae los hechos históricos que tuvieron lugar durante la Copa Mundial de Rugby de 1994 en Sudáfrica.

Morgan Freeman y Matt Damon consiguieron por sus interpretaciones una nominación a los Oscar y, aunque este finalmente no llegó, la película es una verdadera oda al respecto y la tolerancia. Esa era una de las intenciones del director, que se siente cómodo llevando a la gran pantalla conflictos sociales o bélicos, como ocurre en ‘El francotirador’ (2014).

De nuevo, una historia basada en hechos reales nos sirve de telón de fondo, esta vez para profundizar en un personaje tan complejo como el francotirador Chris Kyle, interpretado por Bradley Cooper. Ahí vemos el interés, casi obsesión de Eastwood por todo lo que huela a belicismo.

Incluso su personaje en ‘Gran Torino’ (2008) es un ex soldado, un hombre que primero nos confirma el estereotipo de anciano al que se le han pasado sus días de gloria y odia a todo el mundo, para después salirse de ese rol y crecer hasta cotas insospechadas.

Eso es lo que sabe hacer extremadamente bien Clint Eastwood, pulir cada personaje, darle una dimensión que tiene múltiples lecturas y que hace de verdadero motor de la historia.

Mención aparte merece ese experimento titulado ‘Más allá de la vida’ (2010), donde recupera a Matt Damon pero esta vez para embarcarle en un viaje que nos lleva a los confines de nuestra propia existencia. Sin duda, una de las cintas más atrevidas – por temática- en las que el viejo vaquero de Hollywood se ha metido en faena. Y eso, hablando de Eastwood, es decir mucho.

 

 

/
Subir