Adiós a Jerry Lewis, el rey de la comedia de Hollywood
21 agosto, 2017
American Gods, no sabes qué está pasando, pero te encanta
29 agosto, 2017

Repasando a Morgan Freeman en sus actuaciones imprescindibles

¿Alguien imagina a Morgan Freeman de adolescente? ¿De joven? Se hace difícil y es que el actor estadounidense se ha hecho grande en el cine gracias a sus papeles como ‘ese hombre mayor’, a veces entrañable, a veces enigmático, pero siempre inolvidable. Además, la voz de Freeman, ya sea su original en inglés o la que le presta el actor de doblaje Pepe Mediavilla, transmite algo difícil de explicar, una calidez, una tranquilidad que lo han convertido en uno de los actores más queridos de los últimos 30 años. Todo tiene que ver con los papeles por los que Freeman ha apostado, desde personajes de películas de acción, de terror psicológico o de drama, hasta cintas de comedia como la que el videoclub de Orange TV te trae con ‘Un golpe con estilo’ (2017). Aprovechando este estreno, te invitamos a repasar la carrera de Freeman en sus cinco grandes papeles.

Fast Black en ‘El reportero de la calle 42’ (1987)

El papel de un ‘chulo’ o proxeneta de Manhattan le valió a Morgan Freeman la nominación a mejor actor de reparto de los Oscar y de los Globos de Oro. Fue el primer gran reconocimiento del actor, curiosamente en una película protagonizada por Christopher Reeve y que no obtuvo una gran acogida por parte del público.

En esta cinta quedaría claro que Freeman es capaz de encarnar a los personajes más sórdidos de la sociedad, ofreciendo una actuación intimidante como pocas.

Nada que ver con el Morgan Freeman actual, ¿verdad?

 

Hoke Colburn en ‘Driving Miss Daisy’ (1989)

En esta comedia, premiada con un Oscar a la mejor película en 1990, Freeman interpreta al chofer privado de una señora mayor adinerada. El cambio de registro aquí es total y si en ‘El reportero de la calle 42’ vimos a un actor capaz de asustar con su sola presencia, en esta ocasión descubrimos al Freeman más cálido y bondadoso, aquel cuya sonrisa y voz pausada reconfortan al instante.

De nuevo, su interpretación le llevó a estar nominado a un Oscar como mejor actor y, esta vez sí, a hacerse con el Globo de Oro en la misma categoría.

 

Ellis Boyd “Red” Redding en ‘Cadena perpetua’ (1994)

Posiblemente, el gran papel de Morgan Freeman ha sido el del recluso Ellis Boyd “Red” en ‘Cadena perpetua’. La película, que recibió 7 nominaciones a los Oscar – aunque inexplicablemente no ganó ninguno-, está considerada una de las mejores de la Historia por la American Film Institute y, en parte, es por la gran actuación de Freeman, que nos enseñó todos sus recursos interpretativos y lo potente de su voz como narrador.

Por tercera vez, Freeman recibiría la nominación al premio Oscar al mejor actor, aunque tampoco en esta ocasión lo conseguiría – claro, que competía con el Forrest Gump de Tom Hanks.

 

Eddie Scrap-Iron Dupris en ‘Million Dollar Baby’ (2004)

Quién le iba a decir a Morgan Freeman la que la interpretación de un viejo ex boxeador, derrotado por la vida y el fracaso, sería el que terminaría por darle su Oscar como mejor actor. Así fue y la película ‘Million Dollar Baby’, dirigida por Clint Eastwood, le otorgó a Freeman el reconocimiento a muchos años de sólida interpretación.

De nuevo, Freeman nos acongoja con uno de sus monólogos que calan hondo y dejan al espectador sin palabras.

 

Nelson Mandela en ‘Invictus’ (2009)

Posiblemente Morgan Freeman naciera ‘destinado’ a interpretar al presidente de Sudáfrica y mito de la lucha por los Derechos Humanos, Nelson Mandela. Debemos de suponer que no tardaron en llamar al aclamado actor cuando surgió el proyecto de adaptación de la obra de John Carlin ‘El factor humano’, que narra los acontecimientos que supusieron un antes y un después en el ‘apartheid’. E hicieron bien, porque su interpretación le valdría a Freeman una nueva nominación al Oscar, junto con Matt Damon con el que comparte protagonismo en otra exitosa cinta dirigida por Cleant Eastwood.

Así que para terminar este artículo, no se nos ocurre mejor manera que dejaros con la voz de Morgan Freeman y toda la pasión que encierra.