‘Harlots’ y otras series donde el vestuario es protagonista

'Harlots', una serie en la que el vestuario es fundamental
/ 6 septiembre, 2018

La ropa proyecta al mundo una imagen de nosotros. En las series, un buen vestuario es el majestuoso envoltorio para una gran historia.

Preparad vuestros corsés y enaguas, lucid vuestros mejores brocados… porque la segunda temporada de “Harlots: Cortesanas” llegará a España en exclusiva de la mano de COSMO (dial 16 de Orange TV ) el próximo martes 18 de septiembre, a las 22:00 horas. La primera está disponible en nuestro servicio de Vídeo Bajo Demanda, y nos ponemos nuestras mejores galas para celebrarlo.  

Series británicas, de la impactante Snatch a la original Penny Dreadful

Leer artículo relacionado

‘Harlots’ y el siglo XVIII

Harlots’ es pasión, romance, intrigas… Y todo ello con unos cuidados trajes que nos dejan sin respiración. Esta serie es un buen ejemplo de cómo el vestuario es fundamental para una producción y una señal más de calidad.

Edwardd K. Gibbon es el responsable de vestuario de esta ficción. Con su trabajo, trata de diferenciar muy bien dos mundos enfrentados. Margaret Wells y Lydia Quigley regentan dos burdeles, sí, pero bien distintos. Mientras que Margaret tiene clientes de una clase social más modesta, Lydia trata de manejarse en las altas esferas. Así, los colores vivos y atrevidos se baten con los tonos más suaves.

Una declaración de principios a través de los tejidos, metáfora de la propia realidad social que ‘Harlots’ nos da a conocer.

‘Harlots’ nos enseña la importancia que el vestuario llega a tener en las series de televisión. Amantes de la moda, no os perdáis nuestro repaso por los mejores armarios de la pequeña pantalla.

‘Los Tudor’

Las series históricas siempre cuidan especialmente su vestuario. En esta ficción también disponible en Orange TV, la responsable de vestir a los personajes, Joan Bergin, hizo un espléndido trabajo de documentación para presentarnos alta costura del siglo XVI.

La diseñadora equilibró las pesadas ropas de la época con telas más ligeras y colores luminosos, un vestuario en consonancia lo que el espectador del siglo XXI espera. Destacamos el trabajo de imitación de la piel de topo que Enrique VIII se pirraba por usar. Que no, no son pieles de verdad.

‘Sexo en Nueva York’

Si hay una serie por excelencia en la que el vestuario destaque, esa es ‘Sexo en Nueva York’. De hecho, marcó un antes y un después y su influencia en el público es notable. Solo tendríamos que recordar la pasión de los personajes por los Manolos, esos zapatos de alta costura tan icónicos que consagraron a su creador, Manolo Blahnik, como un referente del lujo y el glamour.

Patricia Field fue la responsable de vestuario de una serie que se estrenó en 1998 y 20 años después sigue siendo un referente de moda. Nueva York y las personalidades de las chicas fueron claves para crear el vestuario. El éxito de la serie hizo que muchos diseñadores llamaran a su puerta para que sus trajes aparecieran en pantalla.

‘Gossip Girl’

Otra serie que siempre recordaremos por su magnífico trabajo de vestuario es ‘Gossip Girl’, esa telenovela de altos vuelos que hacía suya la premisa de “los ricos también lloran”. Incluso aunque desfilen con prêt-à-porter, podríamos añadir. Las discusiones sobre cuáles eran los mejores outfits y looks acompañaban de forma irremediable a cada comentario sobre la trama.

Eric Daman fue el artífice del estilo de las dos protagonistas. Dicen que para Blair buscaba el aura de Audrey Hepburn, mientras que Serena trataba de imitar el estilo de Kate Moss. Nunca se repitió ningún modelo y algunos vestidos son míticos. Como el que usó Blair en su baile de debutante. Estaba inspirado en la reina María Antonieta.

‘Mad Men’

Una de las mejores series de siempre. ‘Mad Men’ es guiones maravillosos, personajes implacables, diálogos para enmarcar. Entre todos estos dones, el vestuario no pasaba desapercibido. Hemos de culpar a Jane Bryant de que no podamos dejar de pensar en ese Don Draper elegantemente enfundado en un traje que ocultaba todas sus miserias.

Una ropa cargada de simbolismo que marcaba a cada personaje. Tenemos a esa Grace Kelly que fue Betty. A Joan como Marilyn y Sophia Loren o a la tímida Peggy mirándose en el espejo de Audrey Hepburn. Y Don, ese Cary Grant de la publicidad. Siempre de gris, oscuro como su personaje, con una coraza que le protegía de todo. Aunque sus trajes parezcan idénticos, nunca repitió modelito.

‘Velvet’

En esta lista no podía faltar una mención a la serie española que ha hecho bandera de la moda. ‘Velvet’ resulta fascinante tanto por sus tramas como por los looks de sus personajes. Helena Sanchís es la figura clave para entender el vestuario de la serie, casi un personaje más, pues marca la evolución de la España de la época y de una sociedad que soñaba con avanzar.

El trabajo de diseño de vestuario es fundamental, pues marca el tono de una serie. Todavía más si es de época. Es necesario documentarse, pero también escoger entre las diferentes opciones. Se crea un estilo plástico y un lenguaje visual que hace que la serie sea única. En ‘Velvet’, incluso se usaba ropa interior inspirada en los años 50. Pues solo así se conseguía la silueta que lucían las mujeres de la época.

‘Downton Abbey’

Para terminar, otra serie de época que levantó pasiones entre millones de seguidores en todo el mundo. Susannah Buxton consiguió reconocimiento internacional por este trabajo.

En las primeras temporadas, Paul Poiret fue la inspiración para los diseños de vestidos y trajes, completamente originales (después sí se reutilizaron prendas vistas en otras películas). A pesar del rigor documental, siempre se veía un toque contemporáneo que hiciese que los espectadores nos acercáramos más a los personajes. Seguramente, el vestido más icónico de la serie es el traje de novia de Lady Mary, un diseño en exclusiva de Caroline McCall.

Imagen | Orange TV

/ / / / /
Subir