Cómo nos gustaría que continuara ‘Buenos presagios’

/ 9 septiembre, 2019

¿Cuándo se estrena la segunda? La eterna pregunta que precede a toda primera temporada, si es que la serie en cuestión tendrá continuación. Ese momento donde nos quedamos devastados por un final inesperado, o ansiosos por la secuela, por continuar tirando del hilo, porque necesitamos saber más.

‘Buenos Presagios’, la serie de Amazon Prime Video que podemos disfrutar a través de Orange TV, es uno de esos ejemplos. Uno al que se suma una total incertidumbre: desde Amazon no sueltan prenda si habrá o no más episodios. Y su cocreador, Neil Gaiman, dice que naranjas de la china, que nos olvidemos de ver una segunda temporada. ¿Entonces?

¿Eres friki? ¡Prueba con este test friki!

¿Eres un friki de verdad? Demuéstralo acertando (o no) este test

Leer artículo relacionado

Bienvenidos a nuestra breve pero intensa y fanática investigación para desentrañar si tal vez habrá o no una posible continuación.

La esperanza es lo último que se pierde

«Ahora mismo estoy muy contento siendo un showrunner retirado». Así de contundente sonó Gaiman, cocreador y guionista, junto al difunto Terry Pratchett, en una entrevista para IGN. En ella sentencia que Amazon no compró nada más que esa temporada, esos seis magníficos episodios que podemos ver. Si estás sentado esperando, Gaiman no tiene interés en explorar la idea de otra temporada. Sigue sentado.

Pero el propio Neil ya se mostró ilusionado en su momento. Una vez terminado el libro, fue él quien espoleó una posible continuación, sugiriendo ideas a Terry, una sucesión donde el arcángel Gabriel tomaría mayor protagonismo.

Anotó esbozos y posibles tramas futuras, incluso surgió el titular ‘668 – El vecino de la bestia’, aunque el proyecto fue abandonado antes de su conclusión. Y en otro giro de los acontecimientos, él mismo saboteó sus mejores ideas de secuela al introducir en la serie algunos de esos arcos —todo el personaje de Gabriel interpretado por Jon Hamm— reservados para una futura continuación.

Diferencias entre libro y serie… a favor de la serie

En PopTV no desesperamos, hay hueco para la esperanza. Solo hace falta echar un ojo a la parrilla televisiva para respirar tranquilos: ‘Big Little Lies’ nació como miniserie, adaptando una novela corta, y ya se rumorea una tercera temporada. ‘El cuento de la criada’ iba a tener una temporada autoconclusiva, siguiendo el hilo del libro como respaldo… y ya lleva cuatro en nómina. Y otras con cierres abruptos disfrutaron de películas como adendas (‘Sense8’, ‘Deadwood’).

Dice la anécdota que nada más aterrizar el avión, tras volver del funeral del propio Terry Pratchett, Neil se puso a escribir el episodio piloto con una única meta en mente: hacer a Terry feliz. Y Terry era muy feliz enriqueciendo y engordando sus universos ficcionales. 

Hay una serie de elementos que facilitan una segunda temporada: la heredera de Agnes la Chalada, Anathema, puede que esté embarazada del último cazabrujas. Y puede que su vástago sea una importante figura en el devenir futuro. En Anticristo es ahora un simple chaval… y el Diablo no está conforme con este desenlace. ¿Te imaginas una encarnizada batalla donde el Diablo saca definitivamente los dientes?

Por otro lado, la serie va mucho más allá en la relación entre Azirafel y Crowley vista en el libro, dos colegas de oficio que se respetan y que vienen conviviendo desde el principio mismo de la existencia.

Incluso se sugiere que Crowley fue el responsable del Pecado Original y Azirafel pudo castigarlo y lo perdonó. Pues bien, la serie profundiza en esta relación mostrando cierto bromance, cierto amor gay cósmico. Su condición les prohibió ‘estar juntos’, pero este impedimento moral no hace mella en unos inefables sentimientos mutuos.

Más allá de este affaire, la lucha entre uno y otro bando, ángeles y demonios, ha quedado en tablas. Ahora la lucha se libraría contra los humanos, muy audaces y capaces de plantar cara al poder religioso por medio de la citada Anathema y el propio Adam, el niño reconvertido en Anticristo dueño de su destino. Una alianza que podría desestabilizar las fuerzas del mismísimo Dios.

Un final incierto

Ciertamente, el de ‘Buenos presagios’ es un final muy conclusivo. Un final feliz donde hay besos, abrazos, ganan los buenos y pierden los malos. Sin embargo, cualquier conocedor de la obra de Neil Gaiman y Terry Pratchett sabe que aquí se esconde cierta mala baba británica, que hay algún truco, algún as escondido bajo la manga. Es parte del sentido del humor de una producción que ha costado cuatro años sacar adelante.

Y esta es nuestra última baza, la implicación del escritor de Hampshire.

Gaiman no ha dejado de lado la tele. Al contrario, está ejerciendo de productor para la nueva adaptación televisiva de ‘Gormenghast’, ha seguido adelante cediendo derechos con ‘American Gods’, con ‘Lucifer’ y, justo ahora, se encuentra implicadísimo en la adaptación televisiva de ‘The Sandman’, su obra más conocida y premiada. Lo que, en un futuro cercano, puede desembocar en nuevas iteraciones con el universo Sandman: ¿qué tal una serie de ‘Hellblazer’ o toda la poderosa mística en ‘The Books of Magic’?

Se avecinan buenos presagios para el literato. Tal vez sea argumento suficiente. ¿Por qué privar al mundo de un dueto idílico como Michael Sheen y David Tennant, actores en el momento dulce de sus carreras, por qué arrebatarnos uno de los seriales más bellos y sardónicos del audiovisual actual?

Imágenes | Amazon Prime Video, G TRES

/ / /
Subir