La realidad de los personajes de ‘The Crown’

Isabel II y el Felipe de Edimburgo en 'The Crown'.
/ 24 enero, 2020

Netflix ha vuelto a conseguir algo increíble otra vez. En este caso, que hasta el menos monárquico se enganche a las historias de palacio de la familia real británica.

La trama de ‘The Crown’ nos ha trasladado a un mundo bastante desconocido para la mayoría. Habiendo llegado ya a la tercera temporada, muchos nos preguntamos: ¿cuál es la historia real detrás de lo que nos cuenta Netflix? Te contamos todo sobre algunos de sus personajes más interesantes.

Te encantan las series históricas pero todavía no lo sabes

Leer artículo relacionado

Personajes de ‘The Crown’

La princesa Margarita

La princesa Margarita en The Crown.

Todo parece indicar que Netflix no ha exagerado con la imagen que ofrece de la princesa Margarita. Frustrada al ser relegada a un segundo plano, se convirtió en una habitual en las fiestas y la vida nocturna londinense. Con los años, desarrolló una fuerte adicción a la bebida, el tabaco y drogas como la cocaína.

La historia de la princesa nos cautivó en las primeras temporadas, cuando la iglesia impide su matrimonio con Peter Townsend. Todo se termina de torcer, capítulos más adelante, cuando decide casarse con el fotógrafo Antony Armstrong-Jones, quien a lo largo de su carrera retrató a la familia real y también a celebridades como Elizabeth Taylor, David Bowie, Laurence Olivier y J. R. R. Tolkien.

Su boda en la abadía de Westminster fue, como se refleja en la ficción, la primera de la familia en ser televisada. Y el fotógrafo, la primera persona ajena a la realeza en casarse con un miembro de los Windsor en los últimos siglos. Algunas fuentes cercanas a la princesa han confirmado lo que cuenta ‘The Crown’: el matrimonio fue una tortura para ella, que hasta encontraba notas insultantes escondidas en los lugares más insospechados, escritas por su marido. Margarita murió en 2002, días antes que su madre, que vivió hasta los 101 años.

El príncipe Carlos

El príncipe Carlos en The Crown.

Uno de los capítulos más envolventes de la serie nos traslada a un colegio interno en Escocia, donde el pequeño príncipe debe seguir los pasos de su padre. En la tercera temporada, sin embargo, Carlos ya es un hombre adulto que quiere hacer valer su opinión en su estricta (y tan conservadora) familia.

Carlos fue enviado, como muestra la serie, a Gales (aunque en ningún momento modificó el discurso que dio en público). También es verdad que la casa real se interpuso en su relación con Camilla, con la que finalmente se casó en 2005. La serie todavía no nos ha contado su relación con Lady Di y otros eventos de su vida, pero sí deja entrever las diferencias que tiene con su madre y otros miembros de su familia.

A día de hoy, con 71 años, es el heredero que más tiempo ha esperado el trono en la historia británica. En la serie expresa su preocupación por su situación: quiere ser rey, pero solo lo conseguirá cuando muera su madre. Un buen dilema moral.

La princesa Alicia

Este personaje que apareció en un convento de Grecia y acabó vagando por los pasillos del palacio real con hábito de monja se convirtió, en pocos episodios, en el más admirado y sorprendente de la temporada.

Alicia de Battenberg nació en el seno de la familia real inglesa en 1885 y pasó a formar parte de la griega tras casarse con el príncipe Andrés de Grecia. Tuvieron cinco hijos. El único chico, el príncipe Felipe, se convertiría en el marido de Isabel II y duque de Edimburgo.

En 1922, la situación en Grecia obligó a la familia real a exiliar y a comenzar otra vida en Francia. A partir de ese momento se precipitaron los acontecimientos en la vida de Alicia. Fue diagnosticada con una enfermedad mental e ingresada en un hospital psiquiátrico en el que fue tratada con electrochoques y radiaciones para reducir su libido. Detrás de alguno de estos experimentos estaba Sigmund Freud, quien sostenía que los problemas de la princesa se acabarían si se adelantaba su menopausia.

Años más tarde y de vuelta en Atenas, comenzó a colaborar con la Cruz Roja Griega y hasta escondió a judíos de los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Fundó su propia orden monástica y se dedicó a ayudar a los más necesitados hasta que la familia real inglesa la trasladó al palacio de Buckingham en 1967, momento en el que enlazamos con la serie.

Toda esta historia aparece reflejada en ‘The Crown’. Aunque no es verdad que su historia se publicase en la prensa en aquel entonces: estos episodios de la vida de la princesa Alicia no fueron conocidos por los británicos hasta después de su muerte, en 1969.

Lord Mountbatten

En la tercera temporada de ‘The Crown’, la reina se ve obligada a regresar de un viaje por Estados Unidos ante la amenaza de un golpe de Estado. Detrás está un grupo de opositores al gobierno de Harold Wilson y lord Mountbatten, el hermano de la princesa Alicia y tío del príncipe Felipe.

Sin embargo, todo parece indicar que su participación nunca se pudo confirmar. Lo que sí es cierto es que Mountbatten tuvo mucha influencia en la vida de la familia real y que fue el mentor de Felipe durante los años en los que la princesa Alicia estuvo ingresada. El duque murió en 1979 en Irlanda, víctima de un atentado del IRA.

Harold Wilson

Aunque parece menos icónico que los primeros ministros de otras temporadas, como Winston Churchill, lo cierto es que Harold Wilson fue un político muy relevante en la historia de Gran Bretaña. Socialista comprometido, fue primer ministro entre 1964 y 1970 y posteriormente entre 1974 y 1976.

En la ficción, llega a sugerirle a la reina que su ideología es de izquierdas (aunque nunca tendremos claro si se lo dijo de verdad). Lo que sí podemos confirmar es que en ningún momento se sospechó de su participación en la trama de espionaje ruso, un problema que se dio meses antes de que fuese investido primer ministro.

Isabel II

La reina Isabel II en The Crown.

Poco se puede añadir sobre la reina de Inglaterra, uno de los personajes públicos más conocidos alrededor del mundo. Fue coronada en junio de 1953, con 27 años, y sigue reinando hoy, a punto de cumplir 94. En total, lleva 67 años de mandato. Para hacernos una idea de lo que eso supone, basta con señalar que se ha reunido ya con 12 presidentes de los EE.UU.

Es difícil saber cuánto hay de verdad en ‘The Crown’. Lo que sí tenemos claro es que la producción, una de las más caras de Netflix, ha conseguido engancharnos por completo. Se espera que la cuarta temporada de la serie, que ya se está grabando, retome la historia de la familia real en 1977.

Imágenes | Netflix

/
Subir