Pol Monen portada

Pol Monen: “Coronado me imponía, pero le abracé como a un padre y todo fluyó”

10 abril, 2018

5 películas españolas que te dejarán pensando y que puedes ver ya en el videoclub de Orange TV

12 abril, 2018

Series para chuparse los dedos o cuando ver la tele da hambre

Atrás quedaron los tiempos cuando los documentales eran un género televisivo para acompañar la siesta. Hoy gozan de prestigio no solo entre la crítica, sino también entre el público masivo.

Prueba de ello es que Netflix, la plataforma de streaming que ha cambiado nuestro modo de consumir contenido audiovisual, se ha subido al ‘docucarro’ y nos ofrece propuestas de lo más interesantes. Algunas, como ya os hemos contado en Pop TV, nos hacen pensar. Otras nos hacen descubrir lo maravilloso que es el mundo. Y otras nos dan hambre. Mucha hambre.

Porque si unimos la revolución Netflix y la revolución foodie tenemos una revolucionaria receta: la de las series documentales de comida. ¿Aún no les has hincado el diente? Con esta lista te lo ponemos en bandeja. Y hasta aquí los gastrochistes.

‘Chef’s Table’

Esta serie es la ‘biblia’ de los documentales de comida. La edición gastro de ‘El hombre y la tierra’ (sin voz en off a lo Rodríguez de la Fuente). La versión culinaria de ‘Planet Earth’. Se centra en la visión de la cocina de los grandes chefs internacionales, en sus aportaciones al noble arte de mezclar ingredientes y en esa fusión tan característica de la nouvelle cuisine de ciencia y fogones.

Está dirigida por David Gelb y respira la esencia de ‘Jiro dreams of sushi’, el documental de 2011 que él mismo realizó sobre el propietario del restaurante  Sukiyabashi Jiro. Este establecimiento, ubicado en una estación de metro de Tokio, cuenta con tres estrellas Michelin y es el sitio al que sueñan con ir los amantes de los nigiris y los sashimis.

‘Chef’s Table’, nominada en los premios Emmy, cuenta con tres sublimes temporadas y este mes de abril estrena la cuarta, dedicada al universo de la pastelería. ¿Más argumentos para verla? Uno de los episodios se centra en Jordi Roca, el hermano Roca especializado en repostería y creador de las heladerías Rocambolesc. Magia dulce para ver desde el sofá.

‘Comida para Phil’

O ‘Somebody feed Phil’ en versión original. El creador de la comedia ‘Todo el mundo quiere a Raymond’, Phil Rosenthal, dejó las sitcoms que nos llenan de buen rollo para pasarse a los documentales de comida y para recorrer el mundo filmando historias con los alimentos como protagonistas.

‘I’ll have what Phil’s having’, producida por la cadena estadouidense PBS, fue su primera incursión en el género y ‘Comida para Phil’, su segunda propuesta. En ella, estrenada hace unas semanas en Netflix, recorre Bangkok, Saigón, Tel Aviv, Lisboa, Nueva Orleans y Ciudad de México. Se sumerge no solo en la gastronomía de cada ciudad, sino también en su cultura y en la relación que su población tiene con la comida. El concepto de viaje gastronómico era esto.

‘The mind of a chef’

Si eres de los que pasan de las series cuyos capítulos duran más de media hora, tendrás que buscarte una excusa mejor para no ver ‘The mind of a chef’. Cada episodio dura unos 20 minutos y, con un estilo similar al de ‘Chef’s Table’, te enganchará.

En ella se combinan cocina, viajes, historia y ciencia. Cada temporada —cuenta con cinco— se centra en uno o dos cocineros. La primera, por ejemplo, tiene al chef estadounidense de ascendencia coreana David Chang como protagonista. Y dedica uno de sus capítulos a la influencia de la cocina española en su trayectoria. No, no hablan solo de paella y tapas.

‘Ugly delicious’

El carisma y la atracción para el público de David Chang quedaron sobradamente probados con esa primera tanda de episodios de ‘The mind of a chef’. Tanto que Netflix ha producido con él ‘Ugly delicious’, una serie documental de aires algo macarras no apta para puristas de la gastronomía.

La serie nos habla de la influencia de las recetas asiáticas en la gastronomía global en la última década. Nos cuenta que la cocina contemporánea será multicultural o no será. Y nos dice que al carajo con los dogmas, que la comida está para disfrutarla, combinarla y revolucionarla.

Si aún no te haces a la idea de qué va esto, que sepas que el primer capítulo versa sobre la redefinición de la pizza napolitana en lugares como Brooklyn o Tokio. No decimos más.

‘Cooked’

Si los libros inspiran series de ficción, ¿por qué no iban a dar lugar a series documentales? Prueba de ello es ‘Cooked’, basada en el libro ‘Cocinar: una historia natural de la transformación’, de Michael Pollan, quien también creó esta producción audiovisual junto al cineasta Alex Gibney.

Consta solamente de cuatro capítulos. Pero qué capítulos. A través de los cuatro elementos de la naturaleza —fuego, agua, aire y tierra—, la serie hace un alegato en pro de la cocina casera y de los métodos tradicionales para preparar los alimentos. Y analiza, con una preciosa fotografía y un ritmo pausado pero ágil, cómo la gastronomía cambia y modela nuestro mundo. Una delicia visual.

Imagen | ‘Ugly delicious’- Netflix