Los vídeos para amar a los profesionales ocultos del cine: son verdaderos artistas

7 diciembre, 2017

40 años del Sundance Film Festival resumidos en 10 provocativas películas

11 diciembre, 2017

Guía rápida para disimular que eres un joven Padawan en el estreno de la nueva de Star Wars

¿Estás completamente perdido dentro del universo creado por George Lucas? ¿Te cuesta recordar algún nombre entre tanto planeta, personaje, y tanta mandanga futurista? ¿Te quedas con cara de póker cada vez que escuchas hablar de aliados, República, viejos padawans y nombres raros de razas ídem?

Tranquilo. El mundo a veces puede resultar un lugar hostil y el fandom de Star Wars es un poco caústico.

Te ayudamos con este puñado de puntos clave para dar el pego en cualquier reunión social y concilio estelar. Podrás presumir y enarbolarás a tu alrededor ese halo de misterio propio de un Maestro Jedi, un silencio de incertidumbre suficiente para huir como un ninja cuando la conversación se eleve hacia los viejos tropos de la justicia y la vindicta histórica.

Una historia de venganza

En Star Wars hay dos fuerzas que se contraponen, moviéndose una frente a otra: la Fuerza, los buenos. Y su bastión político constituído por la Alianza Rebelde, quienes anhelan la vieja República, además del clan Jedi, una especie de caballeros de vocación espiritual similar al budismo que defienden el conocimiento hasta-cierto-punto.

Y, en el Lado Oscuro de la Fuerza, los malos, vertebrados por un Imperio de miles de razas aliadas aunque en realidad todo se traduce en un núcleo duro dictatorial que impone oligopolios comerciales. Ah, y los sith, pertrechados de rojo y negro, siempre enfadados. Lanzan rayos. Aunque, siendo honestos, en realidad no hay héroes ni villanos. A veces hay que hacer sacrificios, ya sabes.

Otras dos fuerzas sustentan todas las historias, hasta esta tercera trilogía que se está desarrollando en la actualidad: venganza y familia. Por supuesto, evitaremos trazar la genealogía completa para evitar spoilers.

Porque, efectivamente, ya vamos por la octava película. Si vas al cine irás a ver el ‘Episodio VIII, Los Últimos Jedi’. Pero no olvides una máxima: los capítulos IV, V y VI compusieron la primera trilogía. En los terribles 90 llegó la segunda trilogía, en forma de precuela primitiva: episodios I, II y III. En la actualidad se está desarrollando una continuación estética y temática de la primera trilogía.

Decíamos venganza, porque todo comienza con un niño muy poderoso que va sintiendo celos y miedo y pierde a su madre a manos de unos tipos malvados. Al final él se empodera y planta cara a su propio maestro, hasta el punto de querer matarlo. Pero sale mal parado. Y durante décadas vive un status de tipo vil que, en realidad, está sirviendo a los intereses de un tercero, un jefe en la sombra (Darth Sidious), quien desea hacerse con el control de toda la galaxia. Y lo consigue.

Y decíamos familia, o más bien familiaridad: durante las distintas cintas hemos ido viviendo una genealogía confusa, de hijos enfadados con padres, que a su vez están enfadados con abuelos. Y etcétera. Si un nuevo personaje te deja perplejo en su uso de la fuerza, arquea una ceja y sentencia: «posiblemente sea la hija-hijo de aquél que tú y yo sabemos». Y usa una mirada cómplice. Nunca falla.

Frases capitales para todo fan

Ahora ya sabes que hay ocho películas on air, contando con que Rogue One es un spin off enmarcado entre los capítulos 3 y 4 y que sirve para poner sobre la mesa que para lograr los planos de la Estrella de la Muerte, ese arma de los malos tan grande como un planeta, había que hacer algunos sacrificios. Esas pérdidas tienen nombre propio en esta cinta. Sigamos con la literatura.

Si todo va bien, puedes musitar un breve «La fuerza estará ya contigo… siempre». La pronunció Obi-Wan, el maestro de Luke Skywalker, interpretado por Mark Hamill. En la nueva cinta lo verás siendo un señor ajado que pastorea una montaña y lidera una Nueva Orden Jedi.

Si todo va mal siempre puedes gritar un «miedo, ira, agresividad, el lado oscuro ellos son. Si algún día rigen tu vida, para siempre tu destino dominarán». Sí, la sintaxis es así de abstrusa. La pronunció Yoda, ese bicho verde y mecánico de las primeras entregas —digital en las segundas— en el ‘Episodio V, El Imperio Contraataca’. Temáticamente es muy sutil pero clave en su mitología, ya que establece esa dicotomía entre dominar o dejarse dominar por sentimientos negativos.

También puedes apuntalar con esta otra: «el miedo es el camino hacia el Lado Oscuro, el miedo lleva a la ira, la ira lleva al odio, el odio lleva al sufrimiento. Veo mucho miedo en ti». Se la dijo Yoda a un jovencísimo Anakin Skywalker frente al consejo Jedi al completo. Un bochornazo.

Y fue en ‘Star Wars Episodio I: La Amenaza Fantasma’, una película que, aunque cuenta con secuencias alucinantes como una carrera de vainas que imita las cuadrigas de los peplums bajo estética techie, los fans no la tienen en gran consideración. Mejor pensado, tal vez deberías ignorarla. Como a un tal Jar Jar Binks.

¿Y dónde queda Harrison Ford?

Mientras redactaba este artículo, un amigo me preguntó cuál era el rol de Harrison Ford en toda esta dinastía espacial. Él ni siquiera es un Jedi, ¿verdad? Ford interpreta a Han Solo, un cazarecompensas que pilota una nave-carguero, el Halcón Milenario, junto a su fiel colega Chewbacca, un peluche gigante, y que liga con quien se le pone delante aunque su corazón es fiel a una única mujer: Leia Organa.

Presume de ser un tipo solitario pero siempre ayuda al bien común. Aunque la relación de Ford con Lucas no fue del todo afortunada, el actor logró arrebatarle el papel a estrellas como Al Pacino, Christopher Walken o Kurt Rusell. No olvides apuntar estos nombres en una libreta para sacarlos a relucir entre escena y escena.

La anécdota definitiva

Puedes verla en el vídeo de arriba y, aunque es algo popularmente sabido entre los fans, siempre podrás darle un nuevo matiz característico. ¿La guerra del Imperio contra la República es una referencia velada a cierta invasión nazi en plena II Guerra Mundial? ¿Estaba entonces reescribiendo Lucas la historia dándoles la victoria al enemigo?

¿Son los jedi samuráis disfrazados? Qué decir del diseño del yelmo de Darth Vader. ¿Los droides C3P0 y R2D2 son en realidad dos colegas de bar que siempre andan peleándose como en ‘La Fortaleza Escondida’ de Akira Kurosawa? ¿Es el periplo vital de Luke una analogía directa con Lawrence de Arabia? ¿Son los planos largos de Tatooine una forma de imitar los parajes de Monument Valley en ‘Centauros del Desierto’?

Lanza estas preguntas la aire y deja a tus colegas rumiándolas mientras tú te acabas la cerveza/soda en silencio, a distancia prudencial, siendo un Padawan de postín. Que la Fuerza (y la suerte) te acompañe.