American Vandal, entre la parodia y la crítica más brutal

4 octubre, 2017

Apúntate a un viaje al infinito y más allá con estos documentales

6 octubre, 2017

Queremos ver ya las mejores películas del Festival de San Sebastián 2017

La 65 Edición de Festival de Cine de San Sebastián llegó a su acto de clausura, con la cinta ‘Loving Pablo’ como colofón final, para una jornada que dejó un agridulce sabor de boca. Dulce porque hacía tiempo que no nos encontrábamos con una parrilla de películas tan apetitosa, tan llena de voces implicadas y llena de pluralidad.

Pero agria porque queremos verlas ya. En serio, necesitamos saber más, necesitamos devorar todas esas perlas con la certeza de que el buen cine está ahí para quien quiera mirar. ¿No nos crees? Te invitamos a leerlo de voces y firmas expertas, de algunos de los mejores críticos del sector.

The Disaster Artist

Galardonada con la Concha de Oro a mejor película, la funesta ‘The Room’ da pie a una observación sobre una industria impermeable, oscura y lapidaria. Desde Hollywood Reporter, Michael Rechtshaffen señala que Franco, como protagonista de un «Wiseau alucinado y engañado, conduce un desfile de rostros familiares bajo una comedia de aires EdWoodescos, creando un pathos que bien podría ganar su propio estado “de culto”».

Y es que, como sucede con la ‘Ed Wood’ de Tim Burton, aquí hay más literatura que chiste, hay más emoción contenida que explicitada. La mirada que hace James Franco del director Tommy Wiseau es reservada y mística, evitando la parodia pero rodeándose de un casting propio de comedia entre colegas —su hermano Dave, Seth Rogen, Alison Brie, Josh Hutcherson, Melanie Griffith y Sharon Stone, entre otros—.

Handia

Lírica de bajo precio que ha gustado especialmente a ciertos segmentos críticos, la considerada Premio Especial del Jurado y escrita entre Aitor Arregi y Jon Garaño destaca como una de las películas más poderosas del momento.

Carlos Loureda apunta para Fotogramas:

Handia es un perfecto manual de instrucciones de cómo vivir nuestras propias diferencias y aceptar la diversidad de los otros. […] El camino, lo más importante del road movie, les permitirá, a uno y al otro, aceptarse tal como son. Llegando incluso, al final de la historia, a ser confundidos por la sociedad. He ahí la inteligencia y sutiliza de este sublime guión.

Alanis

Sofía Gala, quien ya destacó en el oscuro thriller de ‘Todos tenemos un Plan’, se ha hecho esta vez con la Concha de Plata a mejor actriz. Lo que aquí se construye, según Diego Batlle para La Nación, es «un peregrinaje por camas prestadas y trabajos precarios con conflictos con las autoridades, la burocracia estatal, clientes perversos, colegas violentas y amigas que no lo son tanto».

No se puede añadir mucho más de esta cinta que ha puesto en manos de Anahí Berneri la Concha de Plata a la mejor directora. Alanis es una madre soltera de 25 años que trabaja y vive en un prostíbulo en una de esas zonas donde criar a un bebé no es nada fácil: su travesía será la nuestra durante los 80 minutos de metraje.

Pororoca

Constantin Popescu se postulaba como favorito. Y no en vano se ha hecho con la Concha de Plata a través del actor principal de su última cinta, Bogdan Dumitrache. Y es que el cine rumano parece gozar de una salud especial.

Con ‘Pororoca’, Luis Martínez se deshace en elogios:

En un deambular en círculos, febril y muy sucio, la película se las arregla para, de nuevo, caer. Lo que se ve al fondo no es tanto el vacío, como simplemente nada. Hablamos de una nada de furia y ruido muy de extrarradio, muy de sueño americano incumplido, muy de mugre sin barrer, muy de nada. El resultado es una bella, brutal e inmisericorde caída.

Una especie de familia

Diego Lerman presenta otra historia de Buenos Aires, otra lectura sobre la maternidad bajo la fotografía de Wojtek Staron y el amparo de una actriz tan poderosa como Bárbara Lennie.

Jonathan Holland escribe para Hollywood Reporter una interesante puntualización: «lo más importante es que el guión, escrito por el propio Lerman y la colaboradora María Meira, permite que las ideas vayan a través de la historia y de los personajes, en lugar de convertirse en predicadores». Es aquí donde este trabajo destaca por encima de las lecturas comunes y gastadas.

Ni juge, ni soumise

No debemos olvidarnos de este documental belga de poco menos de cien minutos: ha sido tildado de ejercicio anecdótico, de mero capricho. Pero la forma en la que profundiza y no toma parte es el elemento a destacar: nunca convierte la ficcionalización en pura ficción. Es abrumador por lo crudo; es cómico por lo rocambolesco.

La jueza Anne Gruwez es la mujer que ha hecho los méritos, sin duda, llevándose la Mención Especial del Jurado dentro de la programación habitual.

Escrita y dirigida por la dupla compuesta entre Jean Libon y Yves Hinant, Lee Marshall le dedica para ScreenDaily unas palabras:

Esto no es sólo voyeurismo documental. Es el retrato de una mujer notable y una lección sobre cómo seguir siendo un ser humano y hacer lo correcto cuando todos a tu alrededor están excediéndose, abusando y asesinando prostitutas, amenazando bajo las formas más crueles y extremas de venganza.

Mejor fotografía: Florian Ballhaus

Der Hauptmann (El capitán) ha sido otra cinta coronada con cierta sorpresa. Robert Schwentke, conocido por la saga ‘Divergente’ y la errática RED, dirige una cinta en blanco y negro bajo la mirada de Ballhaus que ha destacado con la enésima lectura de un soldado que, en plena II Guerra Mundial, hace frente a los nazis con sus propia guerrilla imposible.

En el site del difunto Roger Ebert escribe Tina Hassannia una observación calculada: «parte del éxito de la película radica en su uso hábil y medido del tempo y el suspense, para demostrar cómo casi todas las personas que Herold encuentra pueden doblarse bajo la presión social». Una cinta viva que, como añade después,«entiende completamente la psicología de los soldados alemanes y ofrece una verdad implacable y atemporal».

Tres anuncios en las afueras de Ebbing, Misuri

Cada interpretación en esta película pone sobre la mesa que, mientras es la tragedia lo que provocó los eventos de la película, sus contornos, personajes y conversaciones son pura comedia negra.

Palabras de Alissa Wilkinson recogidas para VOX.

¿Y qué tipo de comedia es esa? Pues una socarrona y oscura, cáustica, propia de director Martin McDonagh (Siete Sicópatas), una cinta evocadora que viene de arrasar en Venecia como mejor guión o en Toronto como mejor película, según su público votante.

Adriana Izquierdo, por su parte, apunta desde EspinOF a su originalidad, «divertida y atrevida; el equilibrio entre la sátira y la verdad de su drama es un milagro»

Jusqu’á la garde

Por último destacamos la mejor perla europea, una película francesa que no habla de custodia compartida, sino de todo lo demás.

Este drama social dirigido por Xavier Legrand acaba convertido en un thriller de tensión irrespirable. Pero os lo cuenta mejor José Luis Fort, desde elantepenultimomohicano:

Legrand brilla no solo en el desarrollo de una historia que nos atrapa y nos arrastra en una vorágine de terror, sino que se sirve también de ciertos elementos formales del cine de género para transmitirnos toda la angustia del terrible acoso al que son sometidos madre e hijo, y todo ello sin abandonar jamás el aspecto realista, verídico de lo narrado.

Y ahora qué, ¿te has quedado con ganas de saber más? Normal: nosotros también.