Las 5 mejores adaptaciones al cine de las novelas de Stephen King
31 agosto, 2017
Por qué nos dan miedo los payasos y por qué IT apunta a éxito en los cines
5 septiembre, 2017

Rick y Morty o porqué funcionan los dibujos animados ‘para adultos’

Los dibujos animados han estado históricamente ligados al público infantil. De hecho, en la actualidad, la mayoría de este tipo de producciones siguen destinadas a los más pequeños de la casa, como puedes comprobar en la sección de infantil del videoclub que te ofrece Orange TV. Pero como ya sabemos, no todas las series o películas de animación están pensadas para niños y el ejemplo perfecto lo tenemos en uno de los grandes iconos de la cultura popular, ‘Los Simpsons’. La ficción creada por Matt Groening ha estado siempre dirigida a un público adulto capaz de comprender las sutiles críticas y análisis sociales que Homer y su familia llevan protagonizando desde los años 80. Es más, crear dibujos animados para ‘mayores’ fue, de por sí, un acto ‘revolucionario’ y toda una declaración de intenciones. Hoy, 30 años después, los dibujos animados ‘para adultos’ forman un género propio cada día más querido por el gran público, cuyo éxito más reciente es ‘Rick y Morty’. Vámonos de viaje al multiverso para entender porqué funcionan tan bien este tipo de series.

 

Del “multiplícate por cero” al “Wubalubadubdub”     

El humor es el género que mejor ha calado en los dibujos animados para adultos. A ‘Los Simpsons’ se le han venido uniendo a lo largo de las décadas numerosas series de tipo similar, como ‘The King of the Hill’, ‘South Park’, ‘Padre de Familia’, ‘American Dad’… todos han sido programas de gran éxito que han tenido como hilo conductor el humor. Pero no cualquier humor, sino uno muy ácido que ha llegado a ser considerado como provocativo en su época.

Allá por 1990 ‘Los Simpson’ estrenaban primera temporada y se atrevían con episodios como ‘Homer se va de juerga’, en el se trataban, por primera vez en una serie de dibujos animados, temas tan serios como el adulterio o la cosificación de la mujer como objeto sexual. Esa crítica social siempre ha estado presente en las aventuras de la familia amarilla y ha pasado a formar parte de otras series de animación como la mencionada ‘South Park’.

Es cierto que esta serie puede llegar a rayar en lo soez en cuanto al lenguaje o las tramas, pero lo utiliza como mecanismo humorístico al igual que ‘Los Simpson’ utilizaban la escasa inteligencia de Homer o la maldad infantil de Bart. Claro que hoy en día los límites son diferentes. Lo que hace 20 ó 30 años nos parecía escandaloso, es hoy algo que consideramos para todos los públicos y por eso siempre se va un paso más allá en busca de la reacción del espectador.

Si ‘South Park’ recurrió al lenguaje obsceno, ‘Padre de Familia’ hizo lo propio con el tratamiento de temas muy complicados a nivel social, desde la perspectiva del humor negro. Solo así se entiende que a un guionista se le pueda ocurrir una escena en la que un cuarteto de cantantes actúa delante de un enfermo para comunicarle que tiene sida. Es en los límites del humor en donde estas series conviven con el espectador.

A todo ello hay que añadirle un buen surtido de situaciones directamente absurdas o estrambóticas, una dosis de violencia completamente ridícula y personajes satirizados; ya tenemos el cóctel animado que tanto gusta en la actualidad y cuyo último exponente es ‘Rick y Morty’. En esta serie el protagonista es un genio científico, alcohólico y nihilista, – Rick- que viaja por el universo y entre dimensiones con su nieto adolescente – Morty-, viviendo toda clase de aventuras.

La producción del canal Adult Swim tiene todos los ingredientes anteriormente mencionados, pero los une a través de la ciencia-ficción, dando como resultado capítulos con tramas complejas que repasan todos los temas clásicos del género como los viajes en el tiempo o las realidades paralelas, siempre desde la sátira y el absurdo.

Por eso funcionan este tipo de series, porque el espectador tiene las herramientas para entender cómo funcionan los chistes, qué se está parodiando y por qué son descabelladas muchas de las situaciones que se narran. Sin ir más lejos, en el capítulo piloto de ‘Rick y Morty’ la pareja protagonista viaja a otra dimensión para encontrar unas semillas especiales, que posteriormente Morty tendrá que introducirse en el ano para pasar la aduana interdimensional. Contrabando y viajes interdimensionales, realidad y crítica social junto a pura ciencia-ficción en un mismo episodio. Así es ‘Rick y Morty’ y así son muchas de las series animadas para adultos que triunfan hoy.