orgullo-gay
5 ‘biopics’ que rinden tributo a la lucha del colectivo LGTB
28 Junio, 2017
better-call
Better Call Saul y otros spin-off que deberías ver este año
3 Julio, 2017

Volvemos a Twin Peaks 25 años después y esto es lo que nos hemos encontrado

twin-peaks-25

¿Qué convierte a una buena serie de televisión en una serie de culto? ¿Cuál es la fórmula para que una producción se gane el cariño del público y pase a ser una referencia que indefectiblemente surja en cada conversación seriéfila? Tal vez un poco de innovación en la narrativa. Posiblemente un buen elenco de personajes inolvidables. Y seguramente un argumento original que se sostenga con el paso de las temporadas. Bien, lo metemos todo en una coctelera, lo pasamos por el filtro de un creador con tendencia a lo excéntrico y obtenemos el ‘Twin Peaks’ de David Lynch. El de hace más de 25 años… y el actual.

El 8 de abril de 1990 se estrenaba una de esas series que siempre están presentes en todo listado de obras que hay que ver sí o sí. Aquella primera temporada de ‘Twin Peaks’ supuso un fenómeno social, primero en Estados Unidos y posteriormente en el resto del mundo. De repente, todo el mundo quería saber quién había matado a Laura Palmer; pero también había una sed, hasta entonces inédita, por conocer más detalles sobre todo lo que rodeaba a unos personajes raros como ellos solos. Hasta tal punto caló en la cultura popular aquella serie que los sucesos ocurridos en aquel pueblecito boscoso sentarían las bases para futuros fenómenos televisivos como ‘Lost’.

Así que, si lo pensamos bien, era casi inevitable que ‘Twin Peaks’ tuviera una continuación. Aunque hasta ahora el ‘cómo’ era un cúmulo de dudas que hacían temer por un regreso que no estuviera a la altura de las dos temporadas originales. Por fortuna, los primeros capítulos de esta tercera temporada han dejado muy claro un concepto: se continúa con el espíritu de la serie original y con las historias principales, pero se reserva un espacio privilegiado para nuevos personajes y tramas que no dependan directamente de lo que se vivió en los años 90.

Recuperando la esencia de lo extraño

De nuevo, un crimen es el punto de partida para arrancar la historia que nos devuelve al agente Cooper del FBI junto con nuevos y viejos personajes. Otra vez el escenario será también otro personaje inseparable de la trama y, como marca de la casa de Lynch, el espectador vivirá momentos raros y surrealistas que generarán más preguntas que respuestas. Y no podemos desvelar más para no estropear la experiencia de ‘redescubrir’ a personajes por los que el tiempo no ha pasado en balde.

Pero atención. El fan que espere encontrarse en esta nueva temporada de ‘Twin Peaks’ continúas referencias a lo acontecido hace 25 años hará bien en replantearse sus expectativas. No hay lugar para homenajes innecesarios y las referencias a hechos del pasado se han minimizado para darle cabida a los nuevos personajes y a la continuación de las historias que se quedaron inconclusas hace más de dos décadas.

Dicho esto, sí debemos señalar que para disfrutar de la serie e intentar comprender el argumento y sus complejas tramas, se hace necesario haber visto las dos primeras temporadas. Así que si no tienes planes para este fin de semana, ¿por qué no te haces una maratón y te ves de una sentada los ocho capítulos de la primera temporada de ‘Twin Peaks’?