Comedia y supervivencia para un fin de semana original en el videoclub de Orange TV
26 junio, 2017
twin-peaks-25
Volvemos a Twin Peaks 25 años después y esto es lo que nos hemos encontrado
30 junio, 2017

5 ‘biopics’ que rinden tributo a la lucha del colectivo LGTB

orgullo-gay

La normalidad con la que hoy asistimos a las celebraciones que el movimiento LGTB organiza con motivo del Día del Orgullo Gay, es algo que solo se ha conseguido en fechas recientes y tras décadas de importante lucha social. Precisamente, se escogió la fecha del 28 de junio para reivindicar los derechos de este colectivo porque conmemora los disturbios que tuvieron lugar en Nueva York en 1969, cuando la policía realizó una redada contra un pub gay en el barrio de Greenwich Village. A partir de ahí comenzarían una serie de movilizaciones no solo en Estados Unidos, sino en otros muchos países a lo largo de occidente, que solo en fechas recientes han conseguido equiparar en derechos a esta parte importante de la sociedad.

Así que la lucha del colectivo LGTB está plagada de héroes más o menos anónimos que siempre fueron unos adelantados a su tiempo y, en demasiadas ocasiones, sufrieron las consecuencias de pensar o sentir de manera diferente y, sobre todo, de defenderlo públicamente. Este post recupera la vida de cinco de esos héroes a través de unas ‘biopics’ imprescindibles.

El Einstein del sexo. Vida y obra del Dr. Magnus Hirschfeld

Aunque habitualmente se habla del año 69 como el del ‘estallido’ del movimiento LGBT en Estados Unidos y buena parte de occidente, en realidad la lucha por la defensa de este colectivo comienza mucho antes, tanto como a finales del siglo XIX y principios del XX. Fue el médico alemán Magnus Hirschfeld quien, en 1897 fundó el Comité científico humanitario, una organización que buscaba equiparar los derechos de los homosexuales a los del resto de la población.

Hirschfeld peleó durante buena parte de su vida por derogar el artículo 175 de la ley alemana, que penaba cualquier relación homosexual. El también psicólogo y sexólogo está considerado como el padre del movimiento gay y, aunque él mismo no fue homosexual, sí se involucró al máximo en la defensa de estas personas. De hecho, tras el alzamiento del régimen Nazi, Hirschfeld se tuvo que exiliar en el extranjero. La suya fue una vida digna de ser contada y en 1999 la cineasta Rosa von Praunheim le hizo justicia con la cinta ‘El Einstein del sexo. Vida y obra del Dr. Magnus Hirschfeld’, de obligado visionado para entender uno de los orígenes de la lucha LGTB.

Mi nombres es Harvey Milk

La lucha por la defensa de los derechos civiles de los homosexuales – que posteriormente se extendería al resto del colectivo LGTB- ha tenido numerosos protagonistas a lo largo de las últimas décadas, siendo uno de los más destacados el político norteamericano Harvey Milk.

En ‘Mi nombre es Harvey Milk’ vemos a un genial Sean Penn interpretar a Harvey Milk, quien fue el primer cargo electo abiertamente gay en la historia de Estados Unidos. La suya fue una lucha por la igualdad y los derechos civiles que quedó reflejada en la película de Gus Van Sant que aún hoy tiene su eco. Si quieres entender por qué San Francisco es la cuna del movimiento LGTB en Estados Unidos y el Día del Orgullo Gay es una cita tan importante para la ciudad, una buena manera de comenzar es ver esta cinta.

La chica danesa

La artista danesa Lili Elbe, quien nació como varón en 1882 con el nombre de Einar Mogens Wegener, fue la primera persona en la historia en ser sometida a una operación de cambio de sexo. Solo hay que imaginar a una mujer transgénero de finales de principios del siglo XX para entender hasta qué punto la vida de Elbe fue tan apasionante como complicada.

Su historia personal y las dificultades que una persona en su condición tenía en la sociedad europea de los años 10 y 20 quedó reflejada en ‘La chica danesa’, en donde un inmenso  Eddie Redmayne nos hace sentir las dudas y sentimientos más íntimos de una pionera que merece todo el reconocimiento.

Descifrando enigma

La historia no siempre es justa con los personajes que la hacen avanzar y un ejemplo muy real lo encontramos en la figura del matemático Alan Turing. El padre de la informática moderna no solo puso los cimientos de lo que hoy son los ordenadores personales y la computación en general, sino que ayudó a acortar la II Guerra Mundial en varios años.

En ‘Descifrando enigma’ vemos cómo fue la desencriptación de la máquina Enigma, con la que el ejército Nazi se comunicó durante el conflicto bélico más importante de la historia de la Humanidad. Sin el liderazgo de Turing, interpretado en la cinta por Benedict Cumberbatch, los aliados hubieran tardado varios años en vencer al III Reich.

Turing ayudó a salvar millones de vidas y, sin embargo, terminó sus días suicidándose en su casa, tras años de persecución gubernamental en los que, tras ser procesado por homosexual, se le obligó a elegir entre la cárcel o la castración química.

‘Descifrando enigma’ ha ayudado a mostrar cómo figuras clave de la historia y la ciencia de nuestra historia reciente tuvieron que defenderse por el mero hecho de ser homosexuales.

Freeheld

Terminamos este repaso con una película que nos muestra cómo en la actualidad y en países con legislaciones que supuestamente respetan los derechos LGTB, siguen existiendo casos de injusticia cotidianos. ¿Qué hay de raro en que una mujer, diagnosticada con un cáncer terminal, le quiera dejar a su pareja la pensión que por ley le corresponde? Nada. ¿Y si su pareja es también una mujer? Entonces nos encontramos con el caso real de Laura Hester y Stacie Andrée, cuya lucha judicial nos cuentan Julianne Moore y Ellen Page en ‘Freeheld’.

Esta cinta nos recuerda que, por muy visible que sea hoy el colectivo LGBT en occidente, todavía son muchas las áreas en las que se producen situaciones de desigualdad ante las que no hay que bajar los brazos.