Las BSO españolas que han superado a su propia película

29 noviembre, 2017

Combate el frío con una buena dosis de acción en el Videoclub de Orange TV

1 diciembre, 2017

Las manías más extrañas de los actores antes de empezar a rodar que nadie entiende

Alfombras rojas, entregas de premios, viajes, glamour… La vida de los actores nos parece fascinante. Sin embargo, no siempre somos conscientes de que en su trabajo no es oro todo lo que reluce. Estudiar páginas y páginas de guiones, cuidar su imagen y aguantar largas horas de rodaje son algunas de las cosas que hacen los profesionales de la interpretación.

Conocemos sus películas y series y les admiramos por su trabajo, pero hay una faceta de las grandes estrellas que desconocemos: sus manías antes de ponerse a rodar. Vas a alucinar con esos pequeñas cosas que hacen algunos actores antes de que el director diga eso de… “¡acción!”.

Kit Harington y las chuches

Nadie podía imaginar que el actor de Juego de tronos contase con su propio ritual antes de entrar en escena, pero sí lo tiene y es de lo más curioso. Kit Harington tiene un crucifijo en su camerino al que besa tres veces.

Pero la cosa no queda aquí: Harington se toma tres gominolas y da tres tragos de agua antes de empezar a actuar. Se trata de algo que ya se ha convertido en una costumbre para el actor que da vida a Jon Nieve en la famosa serie que tiene enganchado a medio mundo.

Dakota Johnson y Jamie Dornan, whisky y flexiones

Para un actor o una actriz no siempre resulta sencillo eso de rodar escenas de sexo. Dakota Johnson y Jamie Dornan, protagonistas de la saga de películas de 50 sombras de Grey tienen su particular ritual antes de grabar esos momentos subidos de tono que caracterizan a estos filmes.

La propia Dakota contaba que, antes de rodar las escenas eróticas, ella bebía whisky y Dornan hacía flexiones. Se trata de un ritual que llevaban a cabo durante el rodaje de la primera entrega de la saga, cuando todavía no se conocían lo suficiente. Después de que rompiesen el hielo ya no han necesitado recurrir a él.

Leonardo Sbaraglia, Clara Lago y el reiki

En el programa El Hormiguero el actor Leonardo Sbaraglia contaba el ritual que compartía con su compañera Clara Lago antes de los rodajes de la película Al final del túnel. El reiki era la práctica que Sbaraglia llevaba a cabo para sentirse más seguro y tener energía positiva antes de comenzar a grabar.

El actor no solo compartía el ritual con la actriz protagonista de la película, para la que también se hizo imprescindible llevarlo a cabo, sino también con otros miembros del equipo como Pablo Echarri.

Mel Gibson le hace la cobra al pollo

Los caprichos alimenticios relacionados con los actores siempre dan mucho qué hablar. Normalmente nos sorprende qué es lo que piden para comer en los set de rodajes por su excentricidad, pero no siempre se habla de qué es lo que no quieren ver ni en pintura. En el caso de Mel Gibson, se rumorea que hay un alimento que prefiere no probar cuando está de grabación.

Al parecer, durante los rodajes, el actor se negaría a comer carne de pollo. ¿Alergia o manía? Se puede leer de todo: que si le irrita la piel, que si le hace crecer pelo en el pecho… Sea como sea, mejor no arriesgarse a que Mel Gibson monte el pollo.

Julia Roberts, unas manías de lo más naturales

Nos conquistó con Pretty Woman y desde entonces Julia Roberts se convirtió en “la novia de América”. Su naturalidad y su sonrisa que traspasa la pantalla la han hecho conectar con el público desde los comienzos de su carrera. Pero la estrella también tiene sus manías…

Dicen que en sus rodajes a Julia Roberts le gusta tener agua mineral en botellas de cristal y comida procedente de agricultura biológica libre de pesticidas y de otros productos químicos. Se trata de una manía de lo más ecológica… ¡Todo sea por el medio ambiente! ¡Si es que hasta en eso es adorable la actriz!

Tom Cruise esquivando miradas

Que nadie del equipo le mire a los ojos durante los rodajes. Esa sería una de las manías que, dicen los rumores, tendría Tom Cruise a la hora de grabar una peli y que habría adquirido trabajando en El último samurái. No sabemos qué pensarán los compañeros del actor sobre eso de tener que evitar el contacto visual con él.

La cosa no queda ahí en lo que a manías se refiere. Al parecer, Cruise no lleva reloj cuando prepara sus escenas y también prescinde del teléfono móvil. Si lo que intenta es desconectar y conseguir una mayor concentración, seguro que así lo consigue.