Los directores del film la Llamada te esperan este sábado en la tienda flagship de Orange en Madrid
26 septiembre, 2017
Las películas de los 60 sin las que el cine indie de hoy no se entendería
28 septiembre, 2017

Cinco motivos para comenzar a ver Veep (si todavía no lo has hecho)

Una de las grandes ganadores de los recientes premios Emmy ha sido ‘Veep’, una serie estrenada en 2012 y que ya va por su sexta temporada. Sin embargo, esta exitosa comedia no ha calado tan hondo entre el público español como otras ficciones de humor recientes, como por ejemplo ‘Modern Family’. Y es una pena, porque año tras año, ‘Veep’ se reivindica como una de las maneras más eficientes de hacernos pasar un buen rato y soltar unas cuantas carcajadas. Si eres de los que todavía no ha disfrutado de esta serie, que puedes ver en Orange TV, te vamos a dar un montón de razones por las que no te puedes perder una de las mejores comedias de los últimos años.

Por las situaciones surrealistas

‘Veep’ es ante todo una inmensa sátira política. El argumento nos mete de lleno en el día a día de la vicepresidenta de Estados Unidos, Selina Meyers -Julia Louis-Dreyfus- y todo su equipo de ayudantes y aduladores. Lo divertido de la trama es que, desde el minuto uno, los personajes se ven envueltos en absurdas polémicas y líos políticos que en la mayoría de ocasiones provocan ellos mismos. Es decir, que durante buena parte de las seis temporadas que lleva el show en el aire, asistimos a una interminable pelea por arreglar situaciones que, en un principio, no necesitaban arreglo alguno. ¿No suena un poco como la política real?

Sin ir más lejos, en el episodio piloto nos encontramos a una vicepresidenta inmersa en una titánica tarea que está destinada a cambiar el mundo: sustituir los cubiertos de plástico de los edificios del gobierno por cubiertos hechos de maicena. Por irrisorio que pueda parecer este proyecto, Meyers termina por enfadar al lobby del plástico, asociado al lobby del petróleo… y todo comienza a complicarse de manera ridícula hasta formar una pequeña crisis en el seno del gabinete de la vicepresidenta. Y eso nos lleva al siguiente punto.

Por su ácida crítica de la política

Por ridícula que pueda parecer la situación presentada en el punto anterior, en el fondo tiene un punto de veracidad: la presión que las grandes compañías y lobbies ejercen sobre los gobiernos. Ese es, en el fondo, el hilo conductor de ‘Veep’, cuyo humor se balancea entre los gags más sencillos y la ácida lectura de la vida política norteamericana.

Ese puede ser uno de los motivos por los que algunos políticos estadounidenses hayan reconocido que ven y disfrutan ‘Veep’, acaso porque les recuerda a los problemas con los que ellos mismos tienen que lidiar día a día, pero presentados de la manera más divertida posible.

Por las frases ingeniosas y los diálogos políticamente incorrectos

“Las gafas me hacen parecer débil. Es como una silla de ruedas para los ojos”. Es una de las frases de la vicepresidenta Selina Meyer y expone a la perfección como ‘Veep’ no teme ir más allá de lo políticamente correcto, poniendo en boca de políticos ideas y bromas que en la vida real jamás se atreverían a pronunciar.

Además, muchas de estas frases –que juegan con la provocación hasta llevarla al límite- son pronuncias en los peores momentos posibles y, de nuevo, suelen provocar crisis políticas que Meyers y su equipo se ven obligados a solucionar, siempre con métodos poco ortodoxos.

Por la nube de personajes que rodean a Selina

Selina Meyers es la gran protagonista de ‘Veep’ y la mayoría de tramas giran en torno a ella, pero la vicepresidenta no sería quién es sin toda una cohorte de personajes que van desde lo más ridículamente simplones –en el más cariñoso sentido de la palabra- hasta los más odiosos y desagradables.

Una buena muestra de ello es Gary, el lacayo inseparable de la vicepresidenta, el típico ‘pelota’ servicial que haría cualquier cosa por su jefa, a veces incluso resultarle de utilidad. El personaje de Gary se ha ido ganando el cariño del público con el paso de los años, hasta el punto en que ya no se entiende a Selina Meyers sin la sombra alargada de Gary justo detrás de ella. ¿Qué no?

Y, por supuesto, por Julia Louis-Dreyfus

El personaje de Selina Meyers le debe toda su grande a la inmensa actriz que es Julia Louis-Dreyfus, una cómica que comenzó su carrera en el mítico programa ‘Saturday Night Live’ y que, con el paso de los años, ha sabido construir su propio camino en todo tipo de proyectos.

No en vano, Julia Louis-Dreyfus ha pasado por sitcoms tan importantes como ‘Seinfield’ – considerada por la crítica como la mejor comedia televisiva jamás creada- o por películas como ‘Desmontando a Harry’, del director Woody Allen. De hecho, su primer gran galardón lo ganó en 1994 por su papel en ‘Seinfield’, un éxito al que han seguido siete Emmys. Todo esto nos da una idea del nivel al que juega una cómica que hace reír con sus expresiones, pero sobre todo con sus mordaces frases.

A estas alturas, seguro que no necesitas más excusas para comenzar a ver ‘Veep’, pero por si acaso…