American Gods, no sabes qué está pasando, pero te encanta
29 agosto, 2017
Las 5 mejores adaptaciones al cine de las novelas de Stephen King
31 agosto, 2017

Crudo, un viaje a los apetitos del alma

Justine nunca ha probado la carne. Es vegetariana convencida y su amor por los animales es tal que, además de una estricta dieta, la joven está decidida a ser una gran veterinaria. Claro que Justine tampoco tenía demasiada elección porque todo su entorno familiar también ha vetado la carne y se dedica a eso de salvar animales. Así que a sus 16 años, la chica parece que lo tiene todo para seguir los pasos de sus padres, ¿no?

 

 

Este es el punto de partida en el que nos sitúa ‘Crudo’, una película francesa dirigida por la directora debutante Julia Ducournau y protagonizada por la también actriz novel Garance Marillier, que nos lleva a un viaje de extremos: desde la inocencia de una niña cuasi perfecta e intachable hasta la sordidez de una joven que ha traspasado las barreras de su ética y ya no sabe dónde están los límites. Todo esto, en ‘Crudo’, se traduce en momentos en los que la sangre, la sexualidad y los conatos de violencia se mezclan en escenas que desafían al espectador.

Y todo comienza con la jovencita Justine queriendo encajar en la Universidad, un lugar muy alejado de los principios éticos que hasta entonces habían regido la vida de la estudiante, quien ahora se enfrenta a la decisión de ceder parte de su personalidad para hacer amigos y ser ‘una más del grupo’. ¿Quién no lo ha hecho? Pero para Justine eso significa comer carne. Esa línea roja que durante toda su vida no se había atrevido a cruzar será el punto de no retorno para la protagonista.

Sin entrar en detalles escabrosos que arruinen la experiencia de ver esta película, la leyenda urbana cuenta que en algunas salas de cine se han producido desmayos por culpa de algunas de las escenas más explícitas de la cinta. Sea o no verdad, lo cierto es que ‘Crudo’ no deja indiferente a nadie y supone una de las películas más atrevidas de los últimos años. Así ha quedado reflejado por multitud de premios y reconocimientos internacionales, como el premio FIPRESCI del Festival de Cannes, 3 premios en el Festival de Stiges incluyendo el de mejor película europea y el premio a la mejor ópera prima en el London Film Festival.

Buen parte de esos reconocimientos se le deben a la jovencísima Garance Marillier, que consigue dotar a su protagonista de una verosimilitud que en una película de este género, a caballo entre el terror y el suspense, resulta fundamental para dotar a toda la historia de peso y conseguir que el espectador reflexione sobre hasta qué punto puede cambiar una persona, con la ‘ayuda’ necesaria.

Ahora puedes ver ‘Crudo’ en el videoclub de Orange Tv, junto con un completo catálogo de películas de suspense y terror que puedes consultar en el siguiente enlace. ¿Te atreves a probar?