4 villanos a los que odiar y amar a la vez
11 agosto, 2017
Repasando a Morgan Freeman en sus actuaciones imprescindibles
28 agosto, 2017

Adiós a Jerry Lewis, el rey de la comedia de Hollywood

Hay actores que, por sí mismos, consiguen representar a todo un género cinematográfico: Clint Eastwood y los western, Bruce Willis y las películas de acción… y el que hoy nos ocupa, el recientemente fallecido Jerry Lewis, quien es considerado el gran cómico de la segunda mitad del siglo XX. El título no es baladí, ya que durante su carrera profesional, Lewis participó en más de 60 películas, tanto de actor como de director, además de dirigir su propio show de televisión. La muerte del cómico norteamericano cierra un capítulo en la forma de entender el humor, ese humor gesticular, desenfadado, sin grandes pretensiones y apto para todo el mundo. Como homenaje a su legado, repasamos algunas de sus películas imprescindibles que a buen seguro nos sacarán un puñado de carcajadas.

 

De un dúo de éxito a una carrera en solitario triunfal

Las parejas de cómicos han existido casi desde el mismo momento del nacimiento del cine de humor, como bien atestiguan en los años 20 del pasado siglo la pareja Laurel and Hardy, más conocidos en España como ‘El gordo y el flaco’. Así que no es de extrañar que Jerry Lewis comenzara su carrera profesional al lado del también cómico Dean Martin; juntos, estos dos jovencitos revolucionarían el cine con su humor de impacto rápido y digestión sencilla. Para la Historia queda su primer película, estrenada en 1949 y titulada ‘My friend Irma’.

Sin embargo, el éxito de la pareja de cómicos también trajo la desavenencia entre estos y para 1957, Jerry Lewis y Dean Martin se separaban. Estaban por llegar los mejores años para Lewis, y es que su carrera en solitario le llevaría a ser considerado el rey de la comedia en Estados Unidos.

Su primera gran película llegó en 1960. ‘El botones’, rodada todavía en blanco y negro, nos muestra a un Lewis que sabe hacer reír sólo con la gesticulación de su cara, con sus miradas desesperadas hacia el cielo, sus brazos alocados y esos movimientos de boca tan característicos. Dicen que la mayoría de las escenas las improvisó y tiene sentido, ya que como buen cómico, siempre tenía gag o reacción preparada para utilizar en el momento adecuado.

Con esas herramientas cómicas tan características, Lewis pronto comenzó a fabricarse personajes hechos a su medida, desarrollando además su faceta de director y productor. Es lo que ocurre con la película ‘El profesor Chiflado’ (1963), en la que el humorista convierte un clásico de la novela de terror ‘El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde’, en una divertidísima comedia.

Otra de las cintas más celebradas del cómico fue ‘The Ladies Man’ (1961), en la que Lewis interpreta a un despechado universitario que se convierte en un mujeriego. Diálogos rápidos, gesticulaciones extremas y toda la magia de Lewis condensada en una comedia con algunos de los mejores gags del actor.

La lista de producciones de una alta calidad podría seguir durante bastantes líneas, con películas como ‘The Errand Boy’ (1961), ‘The Patsy’ (1964) o ‘The King of Comedy’(1983) , una película de Martin Scorsese que le llevó a actuar junto con Robert de Niro.

En cuanto a la televisión, el cómico probó suerte con ‘El show de Jerry Lewis’ en diferentes temporadas durante la década de los 60, aunque su éxito no fue el esperado en comparación con las películas.

Como bien dice Lewis en una de sus últimas entrevistas, el humor y la risa han sido parte de su vida desde la guardería y el mejor ejemplo es que incluso con 91 años, este actor se ha mantenido lo suficientemente lúcido y divertido como para seguir actuando todos los meses en Las Vegas, prácticamente hasta el momento de su fallecimiento.